El Barcelona y el Espanyol no jugarían LaLiga si Cataluña se independiza

0
Barcelona vs Espanyol
Ni Barcelona ni Espanyol podrían disputar LaLiga si Cataluña se independiza
  • El presidente de LaLiga así lo ha manifestado de manera rotunda y clara en una entrevista concedida hace tan solo unas horas.

El escenario de incertidumbre política que se vive en España con la convocatoria de un referendum el próximo 01 de octubre en Cataluña para aprobar (o no) de manera unilateral la independencia de esta Comunidad Autónoma, tiene también su incidencia dentro de la industria del deporte y del marketing deportivo con un daño colateral que tiene en vilo a los dirigentes azulgranas y españolistas.

¿Dónde jugarían el Barça y el Espanyol?

Con el 01 de octubre (fecha elegida para la celebración del referendum) a un par de semanas vista, el escenario político que el mismo está dibujando en suelo español refleja un panorama de crispación, enfrentamiento y rivalidad que puede tener su traslado, en las próximas fechas, al mundo del deporte en general y del fútbol en particular.

Tal es así que en este sector ya han comenzado a plantearse, llegado el caso, en qué liga jugaría el FC Barcelona o el RCD Espanyol en el supuesto de que Cataluña se independizara y se separara administrativa, orgánica y funcionalmente, de España.

¿Quién sería el más perjudicado?

Javier Tebas, presidente de LaLiga, ha intentado hace tan solo unas horas arrojar algo de luz a la complicada situación que se vive dentro del fútbol español con la sola posibilidad de que pueda producirse una separación real entre ambas partes

Así, Tebas considera que, en base a la Ley del Deporte en España, si Cataluña lograra finalmente la independencia, la entidad azulgrana y la entidad periquita no podrían disputar LaLiga puesto que, según la citada Ley, solo los equipos españoles pueden participar en la competición. La única excepción al respecto es la de Andorra que sí podría porque así lo permite esa Ley del Deporte.

A tal efecto, Tebas reconoce abiertamente que la potencial salida del FC Barcelona sería un palo durísimo de aguantar tanto para LaLiga, para el fútbol y para el propio deporte español en general, aunque no quiso entrar a valorar quién perdería más de todas las partes implicadas en el supuesto de que este hecho finalmente se produzca.