El Agile Marketing estará muy pendiente del Balón de Oro

0
  • Las estrategias de las marcas y firmas comerciales estarán muy pendientes de la gala para la elección del Balón de Oro 2014

En apenas unas horas se revelará una de las grandes incógnitas dentro del mundo del fútbol que más rumorología congrega en torno a ella: qué futbolista será elegido como nuevo Balón de Oro del año 2014
en una gala organizada por la FIFA y por la prestigiosa revista francesa France Football y a la que optan tres de los mejores futbolistas del mundo en la actualidad: Cristiano Ronaldo, Leo Messi y
Manuel Neuer. Y llegado ese momento, no sólo medios de comunicación, aficionados y deportistas en general estarán pendientes del mismo. También las marcas y firmas comerciales estarán muy pendientes
de quién es el nuevo galardonado con dicho trofeo para tratar de sacar el máximo provecho a un nombramiento que puede reportarles importantes réditos en forma de notoriedad y mediaticidad. Y entre
las herramientas que las mismas pueden poner en marcha para tratar de acaparar para sí mismas toda la atención, sobre todo a través de las redes sociales, destaca una por encima de todas: el
agile marketing.

El falso agile marketing que pondrán en marcha adidas y Nike

El agile marketing se ha convertido en los últimos años en una de las herramientas de marketing de las que más uso están haciendo las firmas y marcas comerciales dentro del mundo del deporte. La
inmediatez de la misma, la capacidad para conseguir involucrarse en la actualidad del momento de manera inmediata y, sobre todo, la fuerte creatividad de los departamentos responsables de esas firmas
y marcas comerciales lo han convertido en un instrumento, aliándose con las redes sociales, capaz de llamar poderosamente la atención entre los aficionados y usuarios de esas redes por esas
características antes mencionadas.

Sin embargo, las grandes firmas han sabido adueñarse de un falso agile marketing, entendido éste como aquellas campañas perfectamente planificadas y organizadas para un determinado evento o acontecimiento
que se sabe llegará y para el que esos departamentos dedican horas y recursos para, llegado el momento, ponerlo en práctica, lejos en todo caso de la propia filosofía del agile marketing “puro” y
donde la capacidad de respuesta y creatividad de esos departamentos responsables no responde a un acto inmediato y fruto de la adaptabilidad de la marca a lo que sucede en la actualidad sino más bien
a un proceso de estudio de semanas e incluso meses de trabajo que poco tiene que ver con esta herramienta.

Este tipo de “falso” agile marketing es el que evidentemente pondrán en marcha las dos principales marcas involucradas en el nombramiento del Balón de Oro, que a su vez son las dos grandes dominadoras
del sector: la multinacional norteamericana Nike y la gigante alemana adidas, que llevan meses preparando concienzudas campañas de marketing que lanzarán al mercado dentro tan sólo de unas horas, cuando se conozca al vencedor del torneo, campañas lanzadas bajo esta “falsa” figura y que tendrá su versión tanto ganadora (si su representado se lleva el trofeo) como perdedora (si ese embajador no es finalmente el elegido).

El verdadero agile marketing, el que más réditos reportará

No obstante, frente a estas estrategias perfectamente planificadas y organizadas que responden a verdaderas campañas de marketing que esas firmas tratan de revestir bajo la figura del agile marketing, está la verdadera aparición de esta herramienta en su sentido más amplio y estricto: verdaderas acciones de marketing que responden a la inmediatez y actualidad del momento y que ponen en evidencia la enorme capacidad de adaptación a las circunstancias pero sobre todo la inmensa creatividad de los departamentos correspondientes de compañías y firmas comerciales y que reportan interesantísimos rendimientos para la marca que es capaz de ponerlo en práctica.

Un claro ejemplo en la misma gala del año pasado lo puso la compañía Telepizza, que se “autoinvitó” a última hora a una gala para lo que ni mucho menos era esperada su presencia. La marca fue capaz
de aprovechar lo que en ese momento, cuando dio comienzo la gala, de lo que todo el mundo hablaba en las redes sociales: el llamativo traje color burdeos con el que asistió Leo Messi a la ceremonia.
Así, los creativos de la compañía, que no tenía ninguna relación profesional con ninguno de los tres candidatos, lanzaron un tweet a través de su cuenta oficial en Twitter en la que “avisaban” a los
aficionados que ellos no habían fichado a Messi como nuevo repartidor de pizzas de la compañía. La creatividad y la inmediatez del mismo con respecto a lo que estaba sucediendo en ese momento provocó
que su notoriedad en las redes sociales fuera mayúscula y se convirtió en un claro ejemplo de cómo sacar provecho a un acto en el que aparentemente no tenía nada que vez con la compañía a través de una
herramienta tan sumamente poderosa como elagile marketing.

En apenas unas horas tendrá lugar la elección del nuevo Balón de Oro del año 2014 y el agile marketing se convierte en una herramienta sumamente poderosa para obtener un rendimiento en torno a la ceremonia
importantísimo para marcas que incluso, como sucedió el año pasado con Telepizza, no tienen nada que ver con el evento, una herramienta sin embargo que no está al alcance de muchos y que tan sólo
aquellos departamentos dotados de los creativos con mayor capacidad de respuesta y adaptación a las circunstancias del momento podrán poner en marcha.