Ecos de la sentencia Murphy: la Premier League puede negociar la venta conjunta de sus derechos a nivel Europeo

0

La reciente sentencia del conocido como caso Murphy del que ya os hablé aquí en MD ha traído serias consecuencias en la Premier League no sólo en cuanto al sentido de dicha sentencia si no además, en la forma en que la Premier League negociará la venta de sus derechos de emisión a partir de la temporada 2012-2013.
La reciente sentencia del Tribunal Supremo de Londres dando la razón a la dueña del un pub inglés que emitía los partidos de la Premier League a través de un codificador griego cuyo abono le valía unos 960 euros al año frente al decodificador oficial de la Premier League, cuyo abono le suponía alrededor de esa cantidad pero al mes, ha supuesto un duro golpe en toda la línea de flotación de la Premier League. Así, ante esta sentencia, que ha sentado un duro precedente para la liga inglesa, y ante el temor generalizado dentro de la propia liga de que, a partir de la próxima temporada, millones de aficionados sigan el camino emprendido por Karen Murphy, la dueña del local, los directivos y máximos mandatarios de la Premier han decidido coger el toro por los cuernos y están considerando adoptar las medidas necesarias para evitar que nuevos casos “Murphy” se puedan dar de manera global a partir de la próxima temporada.

¿Y qué es lo que han previsto? Pues lo que están estudiando no es otra cosa que la venta conjunta a nivel panaeuropeo de los derechos de emisión de la Premier y no de manera individualizada por países como hasta ahora hacían. De este modo, especificando a nivel general las mismas condiciones para proteger sus derechos de emisión en cualquier lugar del continente, pretenden evitar que se den incongruencias en cuanto a su emisión según en qué país o a qué operadora de qué país puedas abonarte. Así lo ha manifestado el presidente ejecutivo, Richard Scudamore, que ha afirmado que su organización está considerando la opción de vender los derechos en un único paquete para vender en todo el continente después de que el Tribunal Europeo de Justicia declarara que los propietarios podían comprar decodificadores de operadoras extranjeras, perjudicando gravemente a la legítima propietaria de esos derechos en el Reino Unido.

Los actuales adjudicatarios de los derechos de emisión de la Premier League en el Reino Unido son los canales Sky Sports y ESPN, cuyos contratos finalizan con la conclusión de la temporada 2012-2013. Y los pliegos para la adjudicación de los próximos contratos saldrán a la luz, o al menos así lo tiene previsto la Premier, en abril-junio de este año. “Esto no supone una forma de presión a nadie. Lo único que estamos haciendo es mantener conversaciones con las diferentes operadoras a nivel europeo para indicarles que, por encima de todo, debemos velar por la defensa de los derechos de la Premier, y la única manera es ofrecer unas mismas condiciones para toda Europa”, afirmó Scudamore.