Duro tirón de orejas del COI a Argentina por su spot para Londres 2012

0

En todos los mentideros olímpicos no se ha hablado de otra cosa en estos días más que del polémico spot que desde Argentina, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha lanzado con motivo de la campaña del Equipo Olímpico Argentino para Londres 2012.

En el spot, del que ya os dí cumplida cuenta por aquí hace unos días (Ver Artículo en MD) se ve a Fernando Zylberberg, internacional argentino de Hockey Hierba que participará en Londres, entrenando en las islas Malvinas, a las que considera “suelo argentino”. El mensaje final del video “Para competir en suelo inglés, entrenamos en suelo argentino”.

Pues bien. No ha tardado nada el COI en salir a la palestra y pedir al gobierno argentino que trate de no politizar las Olimpiadas. Así, en un comunicado, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha lamentado el spot
mencionado del gobierno argentino para reivindicar las islas Malvinas
aprovechando la cercanía de los Juegos de Londres 2012 y recordó
que no se deben politizar los Juegos Olímpicos: “Los Juegos Olímpicos no deben ser un foro para tratar problemas
políticos y el COI lamenta cualquier uso de los Juegos con esa
finalidad”, comentó la portavoz del organismo internacional, Emmanuelle
Moreau, en dicho comunicado. “Estamos en contacto
con el Comité Olímpico Argentino de manera regular y nos han asegurado
en numerosas ocasiones que no van a usar los Juegos como plataforma
política y que van a respetar completamente la Carta Olímpica”, apuntó.

Esta Carta Olímpica a la que hace mención Moreau, rechaza la utilización de los Juegos Olímpicos para reivindicaciones
políticas y el COI ha apelado a ella en varias ocasiones cuando se
producen conflictos o polémicas que sobrepasan el ámbito meramente
deportivo, como en 2008, cuando los Juegos Olímpicos recibieron críticas
al disputarse en China, un país criticado por organizaciones pro
Derechos Humanos.

Desde el Reino Unido, el ministro británico de Exteriores, William
Hague, ha tachado el spot de “golpe publicitario” y lo asoció a “varios reveses diplomáticos” sufridos por Argentina en los últimos
meses. La agencia publicitaria Young & Rubicam, cuya filial argentina está
detrás del spot, emitió un comunicado en el que “pidió al gobierno
argentino que retire” el spot, aunque el mismo continuaba emitiéndose a día de ayer. Martín Mercado, director de la filial argentina de la
agencia, dijo que el spot no intentó ofender “a nadie” y
señaló que el anuncio “tiene fuerza, pero nunca se nos ocurrió semejante
repercusión a nivel mundial”.

Sea como fuere, el COI quiere cortar por lo sano un asunto que ya está afectando, y mucho, a su imagen a nivel internacional.