Duelo adidas-Nike por la camiseta del Palmeiras

0

Ya os lo avanzábamos hace unas semanas. La multinacional alemana adidas iba a poner en marcha una iniciativa que levantaría suspicacias y ampollas en su gran rival Nike tal y como así ha sido.

La conocida marca de las tres rayas, sponsor técnico del Palmeiras brasileño, con la excusa de querer rendir homenaje a la selección del año 1965 que inauguró el estadio Mineirao, una selección integrada por completo con jugadores del Palmeiras, lanzó una campaña de presentación de la nueva camiseta del Palmeiras a la que denominó “Patria Amada. Dois amores, uma camisa”. Lo peculiar de esta campaña era el nuevo uniforme homenaje a aquella selección. Así, adidas diseñó un uniforme con los colores de la selección brasileña, recordemos equipada por Nike, para el conjunto del Palmeiras, que rápidamente se convirtió en uno de los más demandados en Brasil, tanto por seguidores del Palmeiras como por los que no lo son tanto gracias a su similitud con la equipación de la selección brasileña.

Con esta estrategia, adidas muestra a los aficionados brasileños una pequeña muestra de lo que sería capaz de hacer si ella fuera el sponsor técnico de la Seleçao, algo que no ha gustado para nada en Nike. Nike es uno de los patrocinadores más importantes con los que cuenta la selección brasileña de fútbol. Desde el año 2006, Nike ha copado el protagonismo en lo que se refiere a la Selección Brasileña de Fútbol gracias al acuerdo alcanzado en dicho año con la Confederación Brasileña de Fútbol, un acuerdo sustanciado en aproximadamente 12 millones de dólares anuales hasta el próximo año 2018, con lo que se cubría las espaldas de ser la compañía que patrocinaría a Brasil en el Mundial que se celebrará en el país carioca en el año 2014 así como en los Juegos Olímpicos de Río del año 2016. El acuerdo, que ahora ha quedado relegado hasta un modesto tercer nivel en cuanto a percepción de la CBF por parte de Nike, sobre todo después de la llegada de los norteamericanos a la selección  francesa y a la selección inglesa a base de golpe de talonario, en aquel momento fue considerado como uno de los mejores en cuanto a aporte económico a una selección existía en el mercado. Con el mismo, Nike cerraba las puertas a las posibles injerencias de su gran rival adidas en suelo brasileño sobre todo a través de su selección icono, la selección brasileña, hecho éste que hasta ahora nunca había sido posible atacar por la marca alemana.

Sin embargo, con la camiseta conmemorativa del Palmeiras, Nike cree que adidas ha pasado la delgada línea roja de la mera disputa en el terreno del marketing. Así, sobre todo ‘asustada’ por la buena acogida que el uniforme ha tenido entre los aficionados, que como decimos han convertido a la camiseta en un éxito de ventas, Nike se puso en contacto con la Confederación Brasileña de Fútbol, de la que es la principal patrocinadora, para hacerle ver el ataque sufrido por parte de adidas. Rápidamente, la CBF se puso en contacto con representantes del Palmeiras para hacerles ver lo inadecuado de la estrategia diseñada por adidas, que tenía al conjunto brasileño justo en medio de dicha disputa entre las marcas rivales, ‘aconsejando’ la necesidad de hacer ver a adidas la conveniencia de retirar dicho uniforme y presentar uno nuevo. Los dirigentes del Palmeiras, recibida esa ‘recomendación’ por parte de la CBF, se pusieron en contacto con adidas para que procedieran a cumplir los deseos de la CBF. Sin embargo, la marca alemana, una vez conocida la petición de la CBF, ha dado la callada por respuesta, en lo que se ha entendido una negativa directa y rontunda a cumplir los deseos de la CBF, que son en realidad los de Nike.

En Brasil se especula que tras esa decisión se esconde, evidentemente, los deseos de adidas de disputar Brasil a Nike, pero también las malas relaciones que los dirigentes del Palmeiras tienen con su actual sponsor técnico, sobre todo tras la renovación de adidas con uno de los rivales del Palmeiras, el Flamengo, a los que la marca alemana les ha firmado un contrato muy superior en cuantía económica que lo que aporta al Palmeiras.

Mientras, Nike trata de reponerse a la ‘osadía’ de adidas anunciando un uniforme similar como tercera equipación del Corinthians para la temporada que viene, en pleno Mundial brasileño, mientras que ejerce presión a la CBF para evitar ataques indirectos como el que ha sufrido.