Donte Whitner se cambia el nombre a lucir en su camiseta

0

Minutos finales del encuentro de la NFL que enfrentaba hace tan sólo unos días a los San Francisco 49ers contra los St. Louis Rams. El marcador en esos momentos, 35-11 a favor de los 49ers. Y entonces ocurrió todo: el safety de los 49ers, Donte Whitner, embiste duramente contra el receptor de los Rams, Chris Givens. Desenlace: una violenta imagen que muy pronto da la vuelta a todos los Estados Unidos en los programa deportivos y que culmina, ante las críticas del propio Whitner, con una fuerte sanción por parte de la NFL contra el profundo de los 49ers que ascendió a 21.000 dólares por comportamiento violento contra un contrario.

Desde ese momento, la jugada no se va de la mente del jugador de los 49ers que manifiesta una y otra vez su disconformidad con la sanción impuesta por la NFL y trata de demostrar, a aquel que le pregunte, su inocencia en el asunto. Sin embargo, hastiado por el linchamiento mediático al que es sometido y por la que el considera injusto castigo procedente de al NFL, no se sabe muy bien si al jugador o a sus asesores se les ocurre un medio lo suficientemente lucrativo como para rentabilizar el asunto.

Así, el propio Whitner manifesta a través de su cuenta oficial en Twiiter su decisión unilateral de cambiar el nombre que aparece en la espalda de su camiseta, de tal modo que el mismo, que es su apellido, pasaría a ser a partir de ahora “Hitner”, es decir, se le eliminaría la “W”.

Los especialistas dentro del sector del marketing deportivo han visto en esta estrategia una clara campaña de marketing para tratar de rentabilizar al mámismo la carrera del jugador: “Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Si ves que te están dando palos por todos lados por una situación que tú consideras injusta, que mejor consuelo que tratar de sacarle la máxima partida a la misma”, afirmaron fuentes muy cercanas a estas operaciones.

Así, valiéndose de un juego de palabras, Whitner será a partir de ahora Hitner, un apelativo mucho más rompedor y comercial en un jugador de sus características por lo que es más que probable que se le augure al respecto un enorme éxito comercial en lo referente al marketing deportivo que se pueda generar a su alrededor.

A pesar de ello, el camino a seguir no le va a resultar nada fácil. En primer lugar, deberá solicitar a la NFL el cambio de nombre de la camiseta y cumplir, en caso de ser autorizado, con uno de los preceptos de la liga para casos como este de cambio en la denominación del jugador, y que obliga a los jugadores de la NFL a adquirir todas las camisetas que existan en el mercado con el antigo nombre.

A este respecto Whitner considera que este hecho no será un gran perjuicio para él sobre todo depues de conocer que no considera que existan muchas camisetas suyas puestas a la venta. Al menos hasta ahora. Porque la idea de Whitner es tratar de explotar al máximo y sacarle el máximo partido a esta situación para lo cual será necesario una importante campaña de marketing que active la venta de sus camisetas tras el asunto.

De hecho, nada más producirse la jugada, al poco tiempo, y muy probablemente como consecuencia del revuelo mediático que se generó a su alrededor, se pusieron a la venta unas camisetas con el hashtag #LegalHitner como protesta del jugador a una jugada que consideró en todo momento legal.

Sea como fuere, un ejemplo más de la viveza de algunos de sacar partido hasta a las situaciones más embarazosas y controvertidas que pudieran afectar a su carrera dentro del mundo del deporte.