Despedido un speaker en el Mundial FIBA por machista

0
Actuación de Cheerleaders durante el presente Mundial FIBA
  • Despedido el speaker que animaba los encuentros que se disputan en la sede de Bilbao por comentarios machistas sobre las cheerleaders

En un sector como el de la industria del deporte, la imagen de un producto es fundamental. No sólo en cuestiones de marketing sino también como medio para generar dinero a su alrededor. Si ese producto es el baloncesto y el mismo está encuadrado en un Mundial de la especialidad organizado por la FIBA, el pensar que se pondrán todos los esfuerzos posibles por tratar de proteger al mismo para no repercutir de manera negativa en los posibles beneficios que a través del mismo se puedan conseguir, es poco menos que lo lógico.

En este escenario, en plena Copa del Mundo FIBA que se celebra en España, el cuidado y esmero con el que se trata de proteger al baloncesto y al propio Mundial como producto llega a alcanzar cuotas más que importantes, lo que explica situaciones como las que se han vivido en estos días dentro de dicho campeonato.

Despedido por machista



Carlos Olías de Lima es el nombre del speaker del Bizkaia Arena de Bilbao, una de las sedes del Mundial FIBA de Baloncesto que se está celebrando en España durante esta primera fase. Es el encargado de animar los tiempos muertos, las presentaciones de los equipos o los espacios en blanco que se producen en determinadas fases de los partidos para tratar de involucrar al máximo al público presente en el encuentro.

En uno de los encuentros que se han celebrado en la sede bilbaína, lugar donde juega sus partidos de esta primera fase la selección de los Estados Unidos, junto con la de España las grandes favoritas del torneo, el speaker, al son de la canción “Bailando” de Enrique Iglesias, dedicó una frase a las cheerleades que ejecutaban sus actuaciones en la pista: “Quien pudiera pasar una noche con una de las Dreamcheers” durante el encuentro entre Puerto Rico y Nueva Zelanda.

El comentario, que para muchos pasó inadvertido, no lo fue tanto para responsables organizativos presentes en el encuentro que decicideron (se habla que por presiones de FIBA por aquello de protección del producto) despedir al que ha sido speaker del Bilbao Basket durante los últimos 12 años, un locutor muy conocido en la ciudad.

Para muchos, una decisión más que acertada. Para otros, sin embargo, una medida desproporcionada por una acción interpretada de manera excesivamente rigurosa por las autoridades organizadoras según los mismos e influenciado por la figura de la FIBA en aras de la protección de la imagen tanto de la propia FIBA, como del Mundial y del mismo baloncesto.