Desaparece un histórico: el Glasgow Rangers ha muerto. Larga vida al Rangers Football Club.

0

Charles Green. Ese es el nombre del empresario británico que, en el último instante, ha completado la compra del club escocés por 5,5 millones de libras (7 millones de euros), evitando con ello la desaparición de uno de los clubes históricos del fútbol británico y europeo. Aunque no en sentido estricto. El Glasgow Rangers como tal ha desaparecido, aunque continuará su legado a través de The Rangers Football Club.

El Glasgow Rangers, fundado en 1872 pero ahogado desde hace años en las deudas, se ha salvado de la desaparición aunque no es realmente estricto este hecho. La compra, en el último momento, del club escocés por el empresario británico Charles Green, ha evitado la desaparición de la institución, sumida en bancarrota, pero se ve obligada a refundarse como The Rangers Football Club, aunque cualquier cambio es dado por bueno con tal de continuar su existencia y, además, mantener la categoría.

El empresario se ha hecho con el club, que adeudaba algo más de 26 millones de euros a HM Revenue and Customs, la Hacienda británica, después de que esta entidad rechazara unos días antes el plan de viabilidad presentado por el propio Green. Esto obligó al conjunto escocés a declararse en bancarrota, lo que ha supuesto la refundación como The Rangers Football Club. Así, el club continuará operando como siempre pero con una nueva estructura empresarial, y seguirá disputando sus encuentros en el estadio de Ibrox.

Así, Green ya ha comenzado a trabajar. Y ha colocado a Malcom Murray como nuevo presidente del club escocés y confirmó que la temporada que viene continuará con Ally McCoist como entrenador. La nueva sociedad tiene ahora que esperar que sea admitida su solicitud como club en la Federación Escocesa de Fútbol para así poder disputar la SPL, la Scottish Football Association, aunque ve con temor como sus principales estrellas pueden salir del club completamente gratis al desaparecer el anterior Rangers, club con el que les vinculaban sus contratos.

Un triste final para un histórico. El Glasgow Rangers ha muerto. Larga vida al Rangers FC.