¿Propicia la NFL la reventa de entradas para la SuperBowl?

0

Con la Super Bowl a la vuelta de la esquina, la NFL está lidiando en los tribunales ante una curiosa demanda interpuesta por un aficionado por considerar inapropiados los precios puestos por los organizadores para la esperada cita.

Un seguidor de New Jersey ha interpuesto una demanda contra la NFL por considerar que el organismo ha propiciado, de manera consciente y premeditada, que los precios que los fans deberán abonar para poder asistir en directo a la Super Bowl que dirimirá el nuevo “propietario” del mítico trofeo Vicen Lombardi, se multipliquen por dos y por tres ya que tendrán que adquirirlos a través de la reventa o el mercado negro de entradas.

Así se sustancia en la demanda que ante un juzgado ha interpuesto Josh Finkelman, que así se llama el enojado aficionado, y que viene a denunciar que la NFL tan sólo ha puesto a la venta el uno por ciento de las entradas disponibles al público, lo que provocará que la mayoría de aficionados tengan que asistir a la reventa para poder adquirir sus entradas, con la consiguiente inflación en los precios que sufrirán las mismas.

Finkelman cree que ello motivará que el aficionado medio deberá desembolsar más de 200 dólares por entradas que no alcanzarían ese precio de haberse puesto a la venta en taquilla.

La demanda se interpuso el pasado lunes ante una corte federal en Newark y en la misma se denunció que la NFL, con esta actitud, viola la New Jersey Consumer Fraud Act, la normativa antifraude de New Jersey. El demandante pide una multimillonaria compensación por fraude y daños y perjuicios.

La NFL por su parte aún no se ha pronunciado al respecto aunque sí ha manifestado que la mayor parte del total de las entradas posibles, que son 83.000, son entregadas a los equipos participantes en la Super Bowl que son los encargados de hacérselas llegar a sus seguidores.