Definitivo: Nike+ Fuelband se olvida de Android

0

Los más fieles seguidores de MD recordaréis una noticia adelantada el pasado mes de noviembre de 2012 en la que anunciábamos la posibilidad de que el gigante norteamericano, fruto de la enorme presión que Samsung estaba ejerciendo de manera indirecta sobre Nike, se planteara la opción de abrir su Nike+ Fuelband a dispositivos con tecnología Android.

Sin embargo, ahora, apenas unos meses después, todo se convierte en papel mojado después de que la propia firma, a través de su twitter oficial, diera a conocer su decisión de no desarrollar la aplicación para los dispositivos que utilicen la tecnología Android.

La historia tiene su argumento. Hace ahora apenas un año Nike anuncia que está desarrollando una aplicación para Android que permita a los usuarios de este sistema operativo poder sincronizar su Nike+FuelBand con sus dispositivos móviles al igual que ya lo hacen aquellos que trabajan bajo sistema operativo IOS.

No debemos olvidar que desde que Nike presentara su herramienta Nike+ FuelBand, para cuya promoción elige a uno de sus grandes embajadores, Lebron James. Los norteamericanos, de forma
indirecta, están impulsando la imagen de Apple. ¿Por qué? Pues porque hasta el
momento, los zapatos con sensores inteligentes capaces de enviar
información del rendimiento del deportista hasta el terminal del usuario
tan sólo es posible utilizarlo para terminales con tecnología Apple, ya
sea el iPhone o el iPod. Pero a nivel Android, no existe, aún, esa
posibilidad. De este modo, de manera consentida o no, Nike desarrolla
una publicidad hacia Apple que muy bien podría estar detrás de un
acuerdo de los norteamericanos con la marca de la manzana mordida. Todos
salen ganando: Nike y Apple. ¿Quién pierde? Aquellos
dispositivos que funcionan bajo sistemas Android.

Los rivales por lo tanto de Apple, las firmas que trabajaban bajo tecnología Android, se encontraban en un serio problema, puesto que una de los productos más vendidos de Nike en el mercado, su Nike+ FuelBand, no era factible aplicarlo a los dispositivos con Android, lo que suponía un duro golpe en el mercado de esos dispositivos móviles para los rivales de Apple, como podría ser Samsung. A su vez, a Nike le preocupaba la pérdida potencial de un sector del mercado, el de los usuarios que utilizaban tecnología Android, de ahí que anunciara que iba a desarrollar la aplicación para este tipo de usuarios.

Sin embargo, en octubre del año pasado, las cosas se precipitaron en lo que todo hacía presuponer que sería un acelerón definitivo al interés de Nike por estar en Android. El desencadenante, una genial estrategia de Samsung.

Samsung, gran rival de Apple, estaba en aquella época en campaña para promocionar uno de
sus productos más esperados: el Samsung Galaxy Note II. Para ello, a
finales de ese mes, pudimos ver el nuevo spot promocional del
producto de Samsung y vimos que el elegido para ello es…. Lebron
James. Golpe de efecto total, y ataque directo a Apple metiendo en un
dilema a Nike. Y es que el Departamento de Marketing de Samsung mata a
dos pájaros de un tiro: el mismo embajador que promociona las nuevas
herramientas FuelBand de Nike, que indirectamente están haciendo campaña
para Apple, promociona ahora un dispositivo android de la marca rival
de Apple, Samsung.

Mensaje directo y golpe al mentón de Nike: puedes
promocionar FuelBand y de manera indirecta a Apple, pero James
promociona Samsung. Samsung pone sobre la mesa una apuesta ¿ganadora?
jugando al todo o nada: para Nike, el siguiente mensaje: los aficionados
a lo mejor no compran sus zapatillas con Nike+ FuelBand puesto que el
dispositivo que tienen es Samsung, bajo Android. Apuesta arriesgada
puesto que se puede ver de manera pasiva: igual los aficionados no
compran Samsung porque tienen zapatillas con dispositivos Nike+
FuelBand. ¿Quién cede en el tira y afloja?

La partida de ajedrez que se puso en marcha en aquel entonces hacía presagiar que supondría que la balanza se decantase, finalmente, hacia el lado de Samsung. Esto es, su agresiva campaña unido a la intención de Nike de desarrollar la aplicación para dispositivos Android, hacía presagiar que más pronto que tarde se produciría la presentación de tal hecho.

Sin embargo, lo que nadie esperaba en ningún momento es la actuación de los norteamericanos. Y es que, como decimos, sin previo aviso y casi sin esperarlo, la misma firma a través de su cuenta oficial en Twitter ha afirmado que no desarrollará la aplicación para Android, que abandona definitivamente su proyecto.

Según la propia compañía, su decisión la basan en la estrategia adoptada por Nike para centrarse en exclusiva en dar la mayor experiencia posible a los usuarios de su Nike+ Fuelband que utilizan IOS y la propia web. Y aunque la decisión no es definitiva, los usuarios de Android deberán continuar esperando para que Nike rectifique o bien continuar utilizando el acceso a través de la web.

En definitiva, una decepción para este importante sector del mercado. ¿Acierta Nike o se equivoca de estrategia?