Definitivamente, a las Google Glass le gusta la NBA

0

El primer coqueteo de las conocidísimas gafas de Google con la mejor liga de baloncesto del mundo, la NBA, tuvo lugar con uno de los estamentos más importantes de la competición, los árbitros, que se convirtieron de este modo en el primer objetivo de las conocidas gafas de Google como uno de los grandes avances tecnológicos que serían aplicables al mundo del deporte y, dentro de éste, a la difícil misión de arbitrar de los colegiados.

La noticia, que pasó desapercibida para la mayoría, supuso el punto de partidas de una serie de filtreos y coqueteos del conocido artilugio del no menos conocido buscador para preparar el que parece será su primer salto a uno de las grandes ligas del deporte estadounidense.

Posteriormente pudimos ver un par de videos en el que el pivot de los Indiana Pacers, Roy Hibbert, se convertía en el primer jugador de la NBA en probar las mismas durante un entrenamiento a puerta cerrada organizado por la propia Google para mostrar las prestaciones de sus gafas en una situación como puede ser la de un entrenamiento deportivo y las posibilidades que las mismas podían ofrecer.

La última vez que tuvimos noticias del gadget de Google fue hace apenas dos meses, en el mes de enero, casi seis meses más tarde del experimento realizado con Hibbert, y donde en esta ocasión el protagonismo se lo llevaban los Sacramento Kings, que se convirtieron en el banco de pruebas ideal para Google y sus Google Glass. Así, la compañía CrowdOptic reveló que la NBA utilizaría por primera vez
las tan cacareadas gafas en un partido oficial el 24 de enero en el encuentro que disputaron los Kings
de Sacramento precisamente ante los Indiana Pacers.

Desde entonces, no habíamos vuelto a tener noticias de las conocidas gafas hasta ahora. Y es qle ha llegado el turno a otra de las partes importantes dentro de la NBA: a las no menos conocidas cheerleaders. Y nuevamente fueron las de la franquicia de Sacramento las elegidas para llevar a cabo la prueba de Google. Así, durante el encuentro que disputaron ante los Pelicans, los más aficionados más avezados pudieron percatarse de la presencia del citado artilugio en los ojos de las animadoras.

En definitiva, un paso más para la llegada de las Google Glass al mundo del deporte, en este caso, a través del camino que le va abriendo para ello la propia NBA.