David Ferrer, su patrocinador Bovet y Roland Garros

0

Primera Ronda de la presente edición de Roland Garros. Encuentro que se disponen a disputar el español David Ferrer contra el holandés Igor Sijsling en la pista Philippe Chatrier de Roland Garros. El resultado, un cómodo triunfo del español por tres sets que dejó sin posibilidad alguna al holandés. Sin embargo, la noticia, más allá del resultado, la tenemos que buscar justo al comienzo del encuentro.

Justo antes de que ambos jugadores se dispusieran a comenzar el encuentro, el español fue llamado al orden por las autoridades parisinas por un detalle que la mayor parte de los allí presentes desconocían pero que iba contra el reglamento y que tenía que ver con uno de sus patrocinadores.

Como es tradicional, Ferrer vestía la equipación que su sponsor le había proporcionado, la marca Lotto. Pero no era aquí donde había problemas. Además de Lotto, Ferrer, entre otras marcas, es uno de los principales embajadores de la firma relojera Bovet, en esa alocada carrera que se ha convertido el mundo del tenis (y del deporte en general) para las grandes marcas y firmas de relojes de lujo por conseguir incorporar a su portfolio a las mejores raquetas del circuito. Y con su publicidad sí que había problemas.

Ferrer lucía, como decimos, una camiseta de la marca Lotto donde podía distinguirse con claridad el logotipo de Lotto, evidentemente, y dos logotipos de Bovet en ambas mangas. Además, Bovet también estaba presente en el frontal de la camiseta, en el lado opuesto al logotipo de Lotto, con otro pequeño parche de su logo. Y he aquí el problema. Rápidamente, la organización llamó a Ferrer para indicarle que con esa indumentaria no podía jugar. El español, ¿realmente? sorprendido, preguntó que cuál era el problema, ante lo que consideraba un exceso de celo por parte de la organización. Pero veremos cómo no es así. El problema era ese otro logotipo de Bovet en la parte frontal de la camiseta.

A comienzos del año 2013, la ATP cambia la reglamentación concerniente al tema de los patrocinadores personales de los tenistas y a la forma de presentación durante los encuentros. Así, la ATP acuerda dar un poco más de margen a esa relación tenista-patrocinador personal, concediendo o habilitando un nuevo espacio para los mismos en la indumentaria. Hasta entonces, los jugadores sólamente podían presentar dos logotipos, uno en cada manga, de sus patrocinadores (y además de logotipo propio de la firma que los vestía). Ahora, además de incrementar el tamaño de esos espacios en la manga, se concedía al tenista la posibilidad de añadir un tercer espacio para el patrocinador en el frontal de la camiseta. Sin embargo, la ATP se preocupó y mucho de recalcar que estas nuevas medidas sólamente serían válidas en los torneos del  ATP World Tour y no se aplicarían, por lo tanto, en los Grand Slam.

Un rotulador de tinta negra tapó el logo de Bovet de esa parte frontal para poder disputar el encuentro mientras que el equipo de Ferrer se llevaba a vestuarios el resto de camisetas para ocultar, bajo un parche, ese logo frontal de Bovet.

No es la primera vez que Ferrer vive este mismo hecho. Ya vivió una situación parecida en el Open de los Estados Unidos del año 2013 con el mismo patrocinador y con el mismo logotipo frontal, por lo que muchas voces comienzan a poner en duda que el tenista español no fuera consciente de esta irregularidad. Porque, al fin y al cabo, el logotipo fue tapado pero…¿estaríamos hablando de Bovet ahora mismo en los medios de no haber sido por este suceso? Mejor publicidad, imposible.

     Foto: Ferrer en el pasado Open de Estados Unidos, con el logotipo frontal de Bovet también tapado con un parche blanco en esta ocasión.