David Beckham quiere ser propietario de un equipo de la MLS

0

Después de la noticia que adelantábamos la semana pasada sobre el interés del británico David Beckham por el mundo de la hostelería y la restauración, donde parece tener importantes objetivos de la mano del conocido chef  Gordon Ramsay, ahora conocemos otro de los grandes objetivos del ex futbolista una vez apartado de los terrenos de juego.

Así, en su última visita a Florida, el pasado sábado, el ex capitán de la selección inglesa de fútbol estuvo reunido con importantes líderes políticos con la intención de sondear el apoyo con el que contaría ante sus intenciones de fundar un nuevo equipo de la MLS en la ciudad de Miami.

El interés de Beckham por fundar y ser el propietario de un equipo dentro de la MLS proviene de su estancia en Los Ángeles Galaxy, donde el contrato que unía al jugador con la franquicia angelina determinaba la posibilidad de crear un nuevo equipo de la MLS con la compra de una franquicia de expansión.

Así, aparte de estar reunido con líderes políticos, representantes del ex jugador también mantuvieron conversaciones con la propia MLS para estudiar la viabilidad del proyecto mientras el inglés visitaba el estadio Sun Life, sede de los Dolphins de la NFL, con capacidad para 75.000 espectadores.

El interés del británico por pasar a formar parte de la zona noble del mundo del fútbol, los dueños, no es nuevo. Ya en septiembre del año pasado os trajimos aquí en MD los incesantes rumores que situaban al inglés como uno de los futuribles dueños del Málaga en una operación rocambolesca a varias bandas donde el actual propietario del club malacitano, el jeque Al Thani, tendría entre sus objetivos adquirir algunas empresas que consideraba atractivas radicadas en Oriente Medio
(entre las que se encontraban precisamente algunos clubes de fútbol),
empresas que pertenecían al jugador inglés y a su socio, el
ex internacional estadounidense Alexi Lalas, jugador que intervino de
manera activa en la llegada del inglés a los Galaxy.
Y como medio de pago, Al Thani quería introducir en la operación,
además de la correspondiente suma de dinero, el 75% del accionariado que
poseía del Málaga, lo que habría llevado a Beckham y Lalas a convertirse en
los nuevos propietarios del club de la Costa del Sol española.