Dani Alves vuelve a lucir botas adidas

0
Dani Alves con botas Nike y con botas adidas
  • En un enésimo giro en este caso, Alves vuelve a lucir botas adidas tras haber comenzado la temporada con botas negras e incluso haber llegado a lucir en determinados momentos el logo, nuevamente, de Nike

Lo del internacional brasileño del FC Barcelona, Dani Alves, con su patrocinador personal, hasta ahora (y parece que de nuevo), la multinacional alemana adidas va camino de convertirse en uno de esos interminables procesos de renovación (o de extinción de contrato) que no hacen más que volver locos, de manera literal, a los aficionados al jugador y a las marcas en cuestión. Y si todo hacía anunciar a comienzos de temporada que su periplo bajo las tres tiras de adidas había llegado a su conclusión, los vaivenes dados por el jugador en estos meses, alternando botas adidas con las de su gran rival, la marca Nike, no hacen más que presagiar que el futuro de Alves en una u otra marca va camino de convertirse en un auténtico episodio inagotable de noticias al respecto.

Nueva temporada, ¿nuevas botas?

La finalización del Mundial de Brasil 2014 parece haber sido la meta en los contratos personales de patrocinio de muchas marcas con muchas de las grandes estrellas de este deporte. Varios son los casos que ya hemos analizado aquí en Marketing Deportivo MD en lo que llevamos de nueva temporada futbolística. Así, hemos conocido como el internacional uruguayo del PSG, Cavani, se pasaba de adidas a Nike tras concluir su vinculación en el pasado Mundial; como otro internacional del PSG, Ibrahimovic, hasta ahora emblema de Nike, amenaza con marcharse a adidas, si bien sus botas negras responden (en teoría) a una cuestión médica; y la semana pasada analizábamos el caso del internacional holandés del Manchester United, Robin Van Persie, que parece dispuesto a dejar adidas con destino, quién sabe, a Nike, Puma o cualquier otra marca dispuesta a abonarle lo que considera justo.

El caso de Alves no parece, en teoría, muy diferente a los demás, Alvés se convirtió hace cuatro años en uno de los peones de la partida de ajedrez que disputan Nike y adidas a nivel mundial. Embajador de los norteamericanos, adidas consiguió dar un verdadero golpe de efecto en verano de 2010 al anunciar que el internacional brasileño, en pleno apogeo de la etapa gloriosa del FC Barcelona, abandonaba la firma del swoosh para fichar por la de las tres tiras, un golpe al que Nike respondió apenas unos meses después arrebatándole a su vez al por entonces madridista, Gonzalo Higuaín, que en aquellos momentos lucía patrocinio de adidas.

El fin del contrato con adidas

La vinculación con los alemanes se tradujo en un contrato con mayor remuneración para el brasileño de cuatro años de duración que, al igual que los citados anteriormente, concluyó a la finalización del pasado Mundial de Brasil 2014. Y llegados a la nueva temporada, el primer aviso de que algo se estaba gestando en el futuro del brasileño en cuanto a patrocinador personal se refiere lo pudimos ver en los primeros entrenamientos del FC Barcelona.

En ellos, Alves comenzaba a lucir botas de la marca Nike, algunas veces sin ningún tipo de disimulo, para posteriormente (quizás advertido por sus representantes de estar bajo ese periodo de tanteo que se reservan las firmas hasta la entrada en vigor de un nuevo contrato) lucir unos modelos completamente en negro, señal evidente de que, como contábamos hace una semana en el caso de Van Persie, o bien se estaba probando un nuevo prototipo de la marca en cuestión, o bien era el paso previo para abandonar la firma que hasta entonces le patrocinaba (excepción hecha del caso Ibrahimovic como también hemos contado).

Dani Alves vuelve a lucir las tres tiras

A  partir de entonces, ha llegado a verse incluso en algunos encuentros a Dani Alves con botas ya con el swoosh de Nike visibles en sus laterales, botas que se alternaban con los diseños completamente en negro como en el clásico del Bernabéu, uno de los encuentros más mediáticos del mundo, donde el internacional quizás consciente de la repercusión del partido, decidió no tentar al destino luciendo logos de una u otra marca.

Y cuando todo parecía más que evidente que Dani Alves volvería nuevamente a la marca de Oregon, ayer, en el encuentro ante el Apoel, el brasileño volvía a sorprender a los amantes de estas cuestiones luciendo, otra vez, unas botas adidas donde claramente podían distinguirse las tres franjas horizontales de los alemanes, lo que motivó que muchos se preguntasen (y nos preguntaran a través de nuestros medios) a qué juega Alves.

Dada la ambigüedad del brasileño en lo que a este aspecto se refiere desde el inicio de la presente temporada, bien podríamos estar ante un triple caso: uno, que definitivamente el brasileño haya reflexionado, se haya arrepentido y haya decidido mantenerse con adidas (su página web personal sigue luciendo el logo de adidas como patrocinador del jugador); dos, que adidas, en ese periodo de tanteo, haya realizado al crack carioca una oferta del agrado del jugador y sus representantes; o tres, que desde adidas se haya recordado al jugador la obligatoriedad de lucir botas adidas (o al menos) sin marcas durantes los encuentros ante el riesgo de repetirse un nuevo caso Özil, que fue denunciado por Nike por incumplimiento de ese periodo de tanteo al pasarse a adidas.

Alves lució ayer, nuevamente, botas adidas. Ahora sólo hace falta confirmar si es un nuevo giro de tuerca de la relación entre el brasileño y los alemanes o si, por el contrario, vuelve a lucir botas Nike en los próximos encuentros. Oficialmente, desde el entorno del jugador, nada ni nadie parece pretender dar explicaciones al respecto.