Daimler toma el control total de la escudería Mercedes disparando otra vez los rumores sobre su futuro dentro de la Fórmula Uno

0

La automatriz alemana Daimler se ha hecho con el control total y absoluto de la escudería Mercedes AMG Petronas de Fórmula Uno después de los últimos movimientos llevados a cabo en su accionariado.

El hecho en sí ha sido factible después de que Aabar Investments anunciara en el día de ayer que había acordardo vender su participación en el equipo. El fondo público de origen saudí confirmó que se había desprendido de sus acciones dentro de la escudería gracias al acuerdo alcanzado con el grupo Daimler, aunque no revelaron las cifras finales de la operación. Ni que decir tiene que esta venta está sujeta a la aprobación definitiva de las autoridades antimonopolio.

Daimler y Aabar llegaron de la mano a la Fórmula Uno en el año 2009, cuando adquirieron a la entonces escudería campeona del mundo, Brawn GP, relanzando la temporada siguiente al equipo ya bajo el nombre de escudería Mercedes. Sin embargo, este movimiento no hace más que levantar aún más suspicacias acerca del futuro del equipo, unos rumores que se acallaron con el anuncio de la llegada del inglés Lewis Hamilton para las próximas temporadas al equipo pero que han vuelto a arreciar con la confirmación de la venta de la participación que Aabar tenía en la escudería. Y no sólo en ella, puesto que la compañía también se ha ‘deshecho’ de sus participaciones de Daimler, el 3% de la compañía.

Así, después de un decepcionante 2012 en cuanto a competición se refiere, con una escudería relegada al quinto lugar del Mundial de Constructores y con un movimiento detrás de las cortinas poco tranquilizadores en cuanto a su accionariado se refiere, es hasta casi normal que los rumores sobre el futuro más o menos incierto de la escudería dentro del ‘Gran Circo’ vuelvan a asomar. Es más, los propios dirigentes de la escudería están convencidos que los días dentro de la Fórmula Uno están más que contados. ¿Cuándo podría ser esa salida que ellos mismos han definido como “escalonada y sin ‘traumas'”? Pues todo apunta a que, muy presumiblemente, esto ocurra en el año 2014, momento en el que entra en vigor en la Fórmula Uno la nueva reglamentación de propulsores y que será aprovechada por Mercedes para desvincularse por completo de la compañía.

Dentro de la marca pretenden que el hecho se lleve a cabo sin demasiados abruptos, a semejanza de lo que ocurrió con la escudería Renault. La situación en la escudería
siempre ha estado al filo de la navaja desde que decidió separarse de
McLaren para centrarse en un equipo propio, equipo en el que aporta de
manera directa unos 50 millones de euros
del total de 175 millones aproximadamente que conforma su presupuesto.
Sin embargo, la más que presumible marcha de Petronas y sus 30 millones
de euros de la escudería y la dificultad para encontrarle sustituto,
hacen que Mercedes se replantee su salida sobre todo ante la
imposibilidad de ser ella la que aporte esos 30 millones que proceden
actualmente de Petronas.

Pero lo que no quiere Mercedes es que su salida se convierta en un
culebrón lleno de polémica. Prefiere una transición “pacífica”, sin
abruptos ni traumatismos, al estilo de la realizada por Renault, aunque
ello suponga, como en el caso de los franceses, continuar vinculada a la escudería algún año más de alguna manera. Se habla incluso de que inicialmente desaparezca el nombre de Mercedes del actual Mercedes AMG F1 para quedarlo, de manera transitoria, en AMG F1 e ir allanando su salida. AMG es la división encargada de los coches más deportivos de Mercedes y se ha incorporado este año a la escudería.