Continua el desembarco de petrodólares en el fútbol europeo: el último en pasar a manos árabes, el Leeds United

0

La llegada de multimillonarios árabes a las altas instancias de los clubes de fútbol europeo es una situación cada vez más usual, aun cuando no se conoce muy bien si la misma obedece a cuestiones de negocio, de inversión, de capricho o de amor al fútbol. O realmente debido a qué.

Así, el último club europeo en pasar a estar su propiedad en manos de inversores árabes ha sido el club de la segunda división inglesa y que durante tantos años militó en la Premier League, el Leeds United. Y es que un grupo de inversores del Golfo Pérsico, Gulf Finance House, ha hecho público que, a través de una de sus filiales, la compañía GFH Capital Limited, ha alcanzado un acuerdo con los hasta entonces propietarios del club británico para adquirir el equipo, uno de los más populares y conocidos de toda Inglaterra.. Y aunque la mayor parte de las fuentes responden con un “no podemos informar al respecto” cuando se le pregunta sobre el montante final de la operación, personas de negocios muy involucradas en este traspaso hablan que la misma se ha podido saldar, finalmente, en una cifra que rondaría los 75 millones de dólares.

Sin embargo, en todo este juego de compra-ventas, el club se ha visto con un obstáculo que deben resolver a la mayor brevedad posible si no quieren colmar la paciencia de los nuevos dueños. Y es que el estadio del Leeds, el conocido Elland Road, se encuentra actualmente hipotecado, así como sus campos de entrenamiento, situación ésta que los nuevos propietarios han pedido que se solucione antes de que desembarquen en el club inglés, hecho éste que corresponde en exclusiva a los hasta ahora dueños.

No es la primera vez que el dinero árabe huele a negocio con la adquisición del Leed. Ya en el año 2003, otro grupo inversor de la zona entabló conversaciones más que avanzadas con los dueños del equipo con el objetivo de adquirir la mayoría de su propiedad, hecho que finalmente no se llevó a cabo ante la retirarada, imprevista, de los inversores árabes, que de la noche a la mañana pasaron a no querer comprar el conjunto británico. Un club que no pasa precisamente por sus mejores momentos ni deportivos ni económicos. Anclado en la segunda división inglesa, con una deuda que axfisia su supervivencia, los aficionados de Leeds ven en la llegada de estos nuevos dueños un halo de esperanza para reverdecer viejos buenos tiempos en los que el Leed era pieza clave dentro de la Premier, en la que llegó a ganar tres títulos de Liga, una FA Cup, una Copa de la Liga y dos Copas de Ferias (antigua Copa de la UEFA, hoy Europa League).

En definitiva, un nuevo caso de inversores árabes interesados en clubes de fútbol europeo. Son ya muchos los clubes que han pasado, de la noche a la mañana y gracias a la intervención divina de los “petrodólares”, a manos de estos grandes inversores aunque con resultados dispares. España, Francia o Inglaterra son destinos objetivo de estos grupos. En el caso de Inglaterra, apenas hace un mes otro empresario kuwaití, Fawaz Al Hasawi, de la mano de sus hermanos, hicieron pública la compra del Nottingham Forest, otro histórico de la Premier venido a menos y que actualmente también milita en la segunda división inglesa. En Francia, de todos es conocido el caso del PSG, adquirido por la sociedad Qatar Sports Investments, que ha revolucionado el fútbol galo con una agresiva política de fichajes que han puesto al PSG a la cabeza de los desembolsos realizados este verano en fichajes.

En España, el Málaga es desde hace dos años propiedad de una de las mayores fortunas de Qatar, mientras que en Alemania el Munich 1860 tiene la mayor parte de sus acciones puestas en mano de un empresario jordano.

Fútbol Europeo: el nuevo capricho de los grandes jeques de Oriente. Sólo el tiempo y su gestión dictaminarán el alcance de estos nuevos juguetes en manos de esas fortunas.