Conte asegura que no se dejará influenciar por Puma

0
Antonio Conte, nuevo seleccionador italiano, el día de su presentación oficial
  • El nuevo seleccionador italiano ha asegurado que no permitirá injerencias de Puma en su trabajo dentro de la Selección azzurra
  • Conte firma un doble contrato a su llegada al puesto: uno con la Federación Italiana de Fútbol y otro de cesión de derechos de imagen con la marca Puma

Hace tan sólo unos días adelantábamos la noticia: el que sería presentado en el día de ayer como nuevo seleccionador italiano traería una importante novedad en su contrato que le uniría durante los próximos años a la Federación Italiana de Fútbol, la FIGC: una parte del mismo sería abonado con dinero que procedería de la propia Federación, como es normal, pero la otra parte, casi la mitad del contrato, sería abonada religiosamente por la firma encargada de ejercer el papel de sponsor técnico de la Selección Italiana de Fútbol, la marca alemana Puma, algo que ya no es tan corriente y que provocó que en Marketing Deportivo MD comenzaramos a debatir sobre el papel, cada vez más influyente, que las marcas van acaparando dentro del mundo del fútbol.

Un preocupante debate

La noticia corrió como la pólvora a través de las redes sociales y los principales medios de comunicación italiano debatían esta novedosa a la vez que peligrosa situación: Antonio Conte, nuevo responsable deportivo de la Selección Italiana, percibiría una parte importante de su salario de la multinacional Puma, poniendo encima de la mesa un más que preocupante debate: ¿Qué sucedería entonces en la relación de Conte con otros embajadores Puma? O dicho de otro modo, ¿se atrevería a dejar el nuevo seleccionador azzurro fuera de la convocatoria a algún jugador que represente a la marca que le paga?

Lejos de aclarar la situación, la Federación convocaba a los medios a la rueda de prensa que el propio Conte daría nada más ser presentado como nuevo seleccionador italiano de manera oficial, algo que ocurrió en el día de ayer, y donde supuestamente se aclararían todos los pormenores de esta situación sobrevenida e inesperada.

Sin injerencias de Puma

Y el día llegó. Y a la hora prevista, la FIGC presentaba de manera oficial a su nuevo entrenador para los próximos años. Y tal y como se esperaba, igualmente, gran parte de las preguntas posteriores de la rueda de prensa versaron sobre la nueva relación surgida a tres bandas en la Federación.

El propio Conte fue el encargado de aclarar que su contrato no es un único contrato al uso con la Federación Italiana si no que podría hablarse de dos tipos de contrato: uno, puramente deportivo, el que mantiene con la Federación Italiana de Fútbol, y que se encargará de abonar al nuevo seleccionador algo más de 2 millones de euros anuales por sus servicios. El otro es un contrato de cesión de derechos de imagen entre Conte y la marca alemana a cambio del cual, Puma abonará al nuevo seleccionador una cantidad similar a la que aporta la Federación.

Llegados a este punto, Conte se encargó de aclarar que la situación era igualmente novedosa para él pero que todo el mundo podía estar tranquilo porque en ningún momento permitiría las posibles injerencias (que aseguró que entendía que no las iba a haber) que Puma pudiera realizar en cuanto a sus convocatorias.

Sobre el papel, con estas declaraciones debería estar aclarada la situación. Pero la realidad es que la nueva relación contractual que han puesto sobre la mesa las tres partes ha provocado que la desconfianza se haya apoderado de la situación hasta el punto que el debate sobre el papel (cada vez más importante como vemos) que juegan las marcas dentro del fútbol actual haya salido a flote con toda su fuerza. Habrá que esperar a las sucesivas convocatorias del italiano y a comprobar si se puede dar una posible situación anómala o no al respecto de su relación con Puma.