Confirmado: Beckham, nuevo embajador del fútbol chino

0

Los más asiduos de MD recordaréis como no hace muchos días os informaba del interés de los organizadores de la Super League china de fútbol, lo que sería la primera división de cualquier país, por hacerse con los servicios del británico David Beckham, ahora en las filas del PSG, para promocionar y convertirse en nuevo embajador del fútbol chino.

El difícil momento por el que atraviesa el fútbol chino, con acusaciones de corrupción y amaño de encuentros cada dos por tres donde se ven envueltos los equipos punteros de la liga, además de la dificultad de hacer frente a las grandes fichas de los jugadores más emblemáticos que, en el ocaso de su carrera, se fueron a China para finalizar allí sus andanzas en el mundo del fútbol, como Didier Drogba o Nicolas Anelka, y que ha propiciado la huída de esas grandes figuras del fútbol de aquel país, ha llevado a las autoridades chinas a tomar cartas en el asunto y tratar de poner remedio a esta enfermedad antes de que sus síntomas se propaguen hasta una situación que aboque el fútbol de aquellas latitudes a una crisis endémica y definitiva.

Y como gran solución a esta crisis, las autoridades que rigen el futbol chino tomaron como decisión el ofertar a David Beckham la posibilidad de ser embajador de la liga que comenzará el próximo 08 de marzo en Guangzhou. Así, el británico ha aceptado finalmente el ofrecimiento aún a expensas de solventar uno de los mayores escoyos que éste presentaba. Y es que los chinos quieren que el inglés esté presente en el pistoletazo de salida del campeonato. Pero se da la circunstancia que tan sólo un día antes, su club, el PSG, disputa el decisivo encuentro de vuelta de octavos de final de la Champions League ante el Valencia.

El fútbol chino celebra este año el vigésimo aniversario del nacimiento de su liga, conocida como Super League, que alcanzó su mayor auge con la llegada de Didier Drogba o Nicolas Anelka como jugadores o con entrenadores de la talla de Marcello Lippi. Sin embargo, los casos de corrupción y amaño de partidos para apuestas ilegales han supuesto un duro golpe al fútbol de aquel país del que ahora se trata de recuperar.

En un comunicado hecho público por el inglés a través de la agencia IMG, ha afirmado que “Me siento honrado de que se me haya pedido desempeñar un papel tan
importante en este momento especial en la historia del fútbol chino. Estoy entusiasmado con la posibilidad de promocionar el mejor
deporte del mundo con los aficionados chinos ya que he visto de primera
mano el creciente interés que hay allí por el fútbol”, señaló.

Así pues, todas las esperanzas están puestas en el inglés, donde esperan que su fichaje produzca un particular ‘efecto Beckham’ que reavive las expectativas del fútbol chino.