Condenados por utilizar la imagen de Maradona

0
Diego Armando Maradona
  • Un tribunal da la razón al astro por uso fraudulento de su imagen con fines comerciales por parte de dos empresas argentinas

Un tribunal argentino ha fallado a favor de Diego Armando Maradona en su demanda interpuesta hace ahora siete años contra dos empresas de aquel país por uso inadecuado y sin consentimiento de la imagen del astro argentino para promocionar sus productos. La resolución del caso, siete años después, viene a poner coto al uso indiscriminado y sin autorización que muchas compañías hacen de la imagen de estrellas del mundo del deporte para promocionar sus productos a través de dichos deportistas.

Personal y red Prima, condenadas

Los hechos se remontan al año 2007. Diego Armando Maradona interpone en el mes de mayo de ese año una demanda mediante un escrito en el que especificaba que, mediante el conocimiento de familiares y amigos, le habían hecho llegar del uso fraudulento que de su imagen estaban realizando algunas compañías de telefonía para promocionar sus productos, obteniendo un importante rendimiento con dicha estrategia.

De este modo, se acusaba a las compañías Telecom Personal y Primera Red Interactiva de Medios Argentinos (Prima), ésta última del Grupo Clarín, de aprovecharse de la utilización de la imagen de Diego Armando Maradona sin su consentimiento.

Ahora, siete años después, un juzgado ha dado la razón al astro argentino y ha condenado a ambas a pagarle 150.000 pesos argentinos (unos 15.000 euros) más intereses a calcular desde el año 2006, como indemnización a abonar al argentino por ese uso fraudulento de su imagen.

No es la primera vez

No es la primera vez en la que Maradona ejerce acciones para defender el uso de su imagen a nivel internacional con fines comerciales. En el año 2012, el astro argentino viajó hasta China para interponer una demanda en un tribunal de Pekín contra dos empresas a las que acusaba de utilizar su imagen con fines comerciales sin su consentimiento.

Maradona acusaba a Shangai No. 9 City Information Technology y a portal de internet Sina.com de haber creado y puesto en línea un juego electrónico donde aparecían con claridad su nombre y su imagen. Un año más tarde, el mismo tribunal daba la razón al argentino condenando a las compañías a un pago conjunto de alrededor de 490.000 dólares, unos 370.000 euros.