Cissé, dispuesto a abandonar el Newcastle por conflicto entre sus creencias y el patrocinador de la camiseta

0

El asunto no es nada nuevo. Los más asiduos de MD recordaréis la noticia que adelantamos en el mes de octubre del año pasado y en la que informábamos de las enormes discrepancias que habían surgido entre los jugadores musulmanes de un club mítico del fútbol británico, el Newcastle, con la llegada del nuevo patrocinador del club.

Al término del periodo estival del año 2012 en el Reino Unido, el Newcastle logró encontrar un soplo de aire fresco para sus desnutridas arcas que, como tantos y tantos clubes deportivos en todo el mundo, y dentro del fútbol también, se encontraban seriamente afectada por la galopante crisis económica que padece Europa. Así, cuando la compañía Wonga.com se ofreció al club para ser la nueva patrocinador de su camiseta a través de la firma de un contrato de cuatro años de duración que traía como contraprestación al club el desembarco de un importante número de millones que aliviarían su desconsolada tesorería, todo fueron parabienes entre los directivos del conjunto británico que vieron como, en el último momento y cuando la situación más lo reclamaba, había aparecido ese mecenas que paliara los problemas económicos a los que se enfrentaba el club.

Muy lejos, por lo tanto, quedaba que estos mismos dirigentes llegaran a pensar que, más que una solución, la llegada del nuevo patrocinador provocaría un conflicto interno entre los jugadores de la magnitud que ha generado. La compañía Wonga.com es una empresa dedicada a la concesión de préstamos a corto plazo a un elevado tipo de interés. Nada más conocerse el contrato, el Consejo Musulmán de Gran Bretaña ya advirtió seriamente que la nueva camiseta del Newcastle contradecía, y muy gravemente, los preceptos marcados por la Ley de la Sharia, al no permitir ésta que se obtengan beneficios a cambio de prestar dinero.

Este anuncio supuso un verdadero cisma no sólo entre los aficionados musulmanes del conjunto británico, que rápidamente comunicaron su intención de boicotear las nuevas camisetas del club, lo que supondría un verdadero problema para el conjunto de las islas toda vez que los ingresos que sus arcas obtendrían procedentes del nuevo acuerdo con Wonga.com se verían minusvalorado por la salida de las mismas del dinero que dejarían de ingresar por el descenso en las ventas de camisetas. El verdadero problema vino entre los jugadores del propio club que profesan esa religión, que rápidamente advirtieron a los directivos su preocupación por el acuerdo alcanzado y su disposición a no jugar encuentros con camisetas que llevaran dicha publicidad para no vulnerar los preceptos de su religión. Así, jugadores claves como Papiss Cissé o Demba Ba encabezaron una corriente interna en contra del nuevo patrocinador que provocó más de un dolor de cabeza a sus directivos.

No obstante, cuando parecía que las aguas de esta polémica habían vuelto a su cauce, es ahora cuando, según adelanta el diario británico The Guardian, llegada la hora de la renovación de un jugador clave en los esquemas del club como Cissé, éste habría manifestado a los dirigentes su intención de no renovar con los ‘urracas’ sacando nuevamente a colación el controvertido tema del nuevo patrocinador. Así, teniendo en cuenta que el acuerdo con Wonga.com entra en vigor a comienzos de esta próxima temporada, la 2013/2014, el senegalés ha hecho saber al club que no quiere volver a vestir la camiseta siempre que lleve la estampa del nuevo patrocinador y, aunque en el seno del conjunto británico se afanan por convencerlo, las negociaciones entre ambas partes están muy próximas a su ruptura hasta el punto de que el futbolista estaría dispuesto a romper unilateralmente el contrato que le une con el club y buscar a un equipo que lo quiera de manera inmediata.

Una muestra de que el jugador no va de farol en todo este asunto es que el mismo no viajó junto al resto del equipo a la concentración que está llevando a cabo en Portugal. Mientras, los dirigentes se desvelan en encontrar una solución práctica al conflicto para lo cual han fijado sus ojos en un caso similar que aconteció en el Sevilla con el jugador Frederic Kanouté cuando éste vestía la elástica hispalense y en la misma estaba la publicidad de la casa de apuestas 888.com. La solución al conflicto en el club de Nervión fue tajante: si el jugador no quería jugar con esa publicidad en el pecho por motivos religiosos, el Sevilla permitió a Kanouté la disputa de sus encuentros con una camiseta limpia completamente de publicidad, una solución que podrían importar los dirigentes británicos para tratar de retener en el equipo a Cissé.