‘Cheat on your girlfriend, not on your workout’, la campaña que Reebok hubiera querido evitar

0

Que Reebok, la hermana pequeña y pobre de Adidas como la definen muchos, no pasa por su mejor momento, tanto económico como de viabilidad de marca, no es ningún secreto.
Y todos los esfuerzos que desde la marca realicen para incidir en la identificación y profundización de la misma en el mercado, dadas las circunstancias, son elogiables y plausibles. Pero es evidente, que muchas veces, es conveniente no pasar según que determinados límites. O lo que es lo mismo, el fin no siempre justifica los medios.

Y el tiro le ha salido por la culata a la firma con su campaña ‘Cheat on your girlfriend, not on your workout‘ que comenzó a difundir por todos los gimnasios alemanes. El escándalo ha sido tal, que el revuelo formado en las redes sociales ha obligado a la firma a emitir incluso un comunicado de disculpas. La historia se puede resumir así: Reebok pretende centrarse en el sector del fitness a partir de ahora. De hecho, ese es uno de los motivos (aparte del económico evidentemente) por el que no hayan pujado por mantener a su buque insignia Iker Casillas y dejárselo a su matriz Adidas en bandeja. Y como parte de identificación de la marca con ese sector, ha comenzado ha lanzar campañas a grandes niveles, pero también a otros muchos más discretos como pueden ser en los gimnasios. Pues bien. En Alemania, donde Reebok ya es conocido por este tipo de campañas “agresivas”, no se le ha ocurrido otra cosa que lanzar en los gimnasios la campaña ‘Cheat on your girlfriend, not on your workout’, algo así como “Engaña a tu novia pero no te engañes a la hora de hacer tus ejercicios”. Inmediatamente, y aunque inicialmente Reebok trató de negar la mayor, la existencia de esa campaña, fotografías con los posters de la campaña en los gimnasios se difundieron rápidamente por las redes sociales hasta el punto de que el Presidente de Reeebok en Alemania ha tenido que sacar un comunicado oficial en el que pide disculpas pero en el que no es capaz de responder a por qué motivo lanzan este tipo de campañas, quedándose sin argumentos para justificar una campaña de este tipo. De cualquier manera, los efectos conseguidos con dicha campaña han sido completamente al contrario: Reebok ha conseguido que se hable de ella, pero con unos resultados tan negativos que muchos deportistas alemanes hablan incluso de boicotear el consumo de productos Reebok.