Casillas perdería potencial comercial si se marcha del Real Madrid

0
Iker Casillas en un acto promocional de la marca adidas
  • La potencial salida del Real Madrid del jugador implicaría una seria depreciación de su imagen a nivel de marca
  • La marca Casillas cuenta con un innegable atractivo a nivel nacional pero con escasa proyección a nivel internacional

La estrambótica situación que se está viviendo desde hace algún tiempo en el Real Madrid con el asunto de sus porteros ha dado un nuevo paso con la llegada del costarricense Keylor Navas que viene a complicar un ya de por sí difícil escenario donde ya no son dos sino tres los grandísimos porteros que tiene el conjunto blanco en nómina, que muy probablemente en cualquier otro equipo serían titulares y que en el club blanco vienen a arrojar un poco más de gasolina al tema de la portería blanca.

La situación ha desembocado en un intento del club presidido por Florentino Pérez de aliviar la congestionada meta blanca con la salida de Diego López, en principio uno de los damnificados en toda esta polémica, algo que parecía hecho pero que en las últimas horas se ha enquistado hasta el punto de que el guardameta y sus representantes forzarían la situación hasta el extremo para tratar de continuar bajo las órdenes de Carlo Ancelotti.

Todo ello ha provocado que no se descarte ninguna posibilidad a día de hoy en lo referente a la entrada y salida de los guardametas blancos, desde que finalmente sea Diego López el que salga o, incluso, que Iker Casillas finalmente abandone el club de Chamartín, en compañía incluso de Diego López o en solitario, dada la situación que está viviendo el internacional madridista. Y esta remota posibilidad ha comenzado a inquietar a los sponsors del jugador madridista… y también al propio portero en su relación con estas firmas.

Un atractivo valor para las marcas… en España

La situación del guardameta de la Selección Española y del Real Madrid en relación a sus sponsors es, cuanto menos, muy particular. Considerado como uno de los 10 futbolistas más rentables en el índice Repucom, un índice basado en la capacidad de los futbolistas para obtener contratos lucrativos con los patrocinadores corporativos, y que considera podría estar en una posición más alta (ocupa el octavo lugar) en dicho listado si jugara en otra demarcación, Casillas es uno de esos deportistas con un importante potencial a nivel de marketing deportivo para las firmas, que aúna en su imagen infinidad de aspectos muy positivos y muy valorados por las compañías comerciales.

Más sin embargo, este potencial del madridista, quizás por su posición como dice el índice Repucom de posición de guardameta, quizás por su poca capacidad para explotar esta imagen mucho más activamente desde un punto de vista comercial, nunca ha sido realmente aprovechado por el cancerbero blanco. Casillas tiene a un puñado de patrocinadores en su portfolio tales como H&S, Samsung, Lay´s, Hyundai, BBVA o adidas, que, paradójicamente, centran la actividad comercial del crack madridista en el ámbito nacional español, con escasa repercusión a nivel internacional.

Su suplencia, un martirio para sus sponsors

Casillas es todo un referente para dichas compañías…. pero en España. Llama poderosamente la atención que ninguna de las citadas marcas tiene a Casillas como uno de sus grandes embajadores dentro de sus campañas globales a nivel mundial. Con el pasado Mundial de Fútbol de Brasil, tan sólo la surcoreana Samsung presentó a Casillas dentro de su fallida estrategia con el Galaxy 11. El resto de firmas, incluida adidas, potenciaron la imagen del jugador… pero en el ámbito doméstico español.

Esto ha propiciado que los patrocinadores del guardameta blanco vivan con especial ansiedad la actual situación existente en el Real Madrid. La temporada vivida por Iker Casillas la campaña pasada provocó que muchos sponsors personales del jugador madridista manifestaran, de puertas hacia adentro, nunca públicamente, su preocupación respecto a la no titularidad de Casillas bajo los palos del Real Madrid, una situación, rodeada de polémica, que se traducía en un serio perjuicio para las marcas que lo patrocinan tanto por la escasa exposición mediática a nivel deportivo generada por el jugador como por la polémica que en torno a él se producía, que daba lugar a una imagen muy negativa de los valores que reúne el jugador tan atractivos comercialmente para sus sponsors.

La salida del Real Madrid implicaría la pérdida de patrocinadores

Y si complicada es la situación en el mercado nacional, la misma se tornaría casi imposible en la relación de Casillas con sus actuales patrocinadores con una posible marcha del jugador madridista del conjunto blanco. Como decimos, el potencial de la imagen de Casillas se agranda a nivel nacional de manera inversamente proporcional a su depreciación a nivel internacional.

Casillas es un jugador veterano (acaba de cumplir 33 años), con una imagen comercial más que consolidada a nivel nacional pero que a nivel internacional, a pesar de haber sido considerado mejor portero del mundo en más de una ocasión, no proyecta el atractivo que tiene en España, acusado muy probablemente por la demarcación en la que juega. Los especialistas consideran que sería muy complicado articular una campaña de firmas como H&S o Lay’s por ejemplo si Casillas acabara en una competición como la Premier League, un mercado donde tendría que hacerse una imagen y consolidarla comercialmente con el handicap de la edad. No son pocos los que defienden que la imagen que desprendería Casillas marchándose del Real Madrid sería la de un jugador que sale por la puerta de atrás de su club y que busca un retiro en otro club al que llegaría con 33 años y, muy probablemente, con un par de años como mucho por delante al máximo nivel. En definitiva, su salida se traduciría en una importante pérdida del potencial de su imagen a nivel comercial.

Ello redundaría de manera negativa en el propio Casillas dentro de este apartado. Salvando el contrato que tiene con adidas, del que percibe alrededor de un millón de euros al año, el resto de patrocinadores personales del jugador a buen seguro llamarían a las puertas de sus representantes para renegociar (cuando no extinguir) los términos de sus contratos, lo que implicaría un grave perjuicio para las arcas del madridista.

Como decíamos al comenzar, la potencial marcha de Casillas no sería más que una enrevesada vuelta de tuerca a una complicada situación que algunos expertos consideran alejada de la realidad pero que para muchos otros se convierte en una posibilidad que no habría que descartar dado el caos existente en el asunto de la portería blanca.