Cara y cruz para la CBF con sus patrocinadores

0
  • La CBF vive una peligrosa dualidad tras la llegada de los primeros acuerdos de renovación de sus principales patrocinadores que alterna con la marcha de otros
  • La severa derrota en el Mundial de Brasil hace albergar un serio temor a la Federación Brasileña por una posible huída de sponsors

2015 es un importante año en el fútbol continental sudamericano. Allá por el mes de Junio tendrá lugar una nueva edición de la Copa América de Fútbol que tendrá lugar en Chile y que reunirá en torno a ella a las principales selecciones nacionales que hayan conseguido su clasificación para la disputa de dicho torneo. Y mientras los combinados nacionales van preparando deportivamente su participación, a nivel extradeportivo, en el campo del marketing y de la industria dentro del fútbol, los movimientos dentro del sector no paran de producirse.

A lavar la imagen de su Mundial

Una de las selecciones que está obligada a dar lo mejor de sí dentro del torneo, algo ya tradicional para un combinado de su calidad pero que en este año esa presión se duplica por lo ocurrido hace tan sólo unos meses, Brasil, acude a la cita con la misión de tratar de lavar y borrar de la mente del aficionado su pobre participación en el Mundial que organizó hace tan sólo unos meses, y en el que tenía puestas grandes esperanzas para hacerse con el título.

La contundente derrota que le infringió la que a la postre sería la vencedora del torneo, Alemania, en semifinales, por un resultado de 1-7, es un lastre que puede condicionar la participación de la canarinha durante la cita chilena, sino que además puede tener sus importantes consecuencias fuera de los terrenos de juego, algo que al parecer, va consiguiendo superarse poco a poco.

La cara: Vivo renueva con la CBF

Una de las grandes preocupaciones tras la contundente derrota en su Mundial a manos de Alemania de los dirigentes de la CBF, la Federación Brasileña de Fútbol, no sólo se centraba en el aspecto meramente deportivo, el cómo afectaría ello a los jugadores en futuras competiciones, sino que se extendía al peligro que ello podía tener en su relación con sus patrocinadores. La pobre imagen dada y las críticas a la selección brasileña podía provocar una salida en cadena de importantes patrocinadores de la entidad, algo que, hasta el momento, sigue manteniendo en un mar de dudas a la CBF.

Así, hace tan sólo unos días, la Confederación Brasileña de Fútbol ha anunciado la extensión del acuerdo que le unía a uno de sus principales sponsors dentro de la entidad, la compañía de telecomunicaciones Vivo, que finalmente y tras unas importantes negociaciones, ha decidido continuar al lado de la selección pentacampeona del mundo hasta el año 2023, un año después del Mundial de Qatar 2022. Se prolonga de este modo una relación iniciada en el año 2005, consolidando a Vivo como uno de los principales apoyos de la CBF junto con firmas como Nike, Chevrolet o Itau.

La cruz: el adiós de Nestlé

Frente a esta noticia positiva, sin embargo, se esconde otra mucho más perjudicial para los intereses de la Federación Brasileña. Y es que una de sus principales firmas patrocinadoras, la marca Nestlé, unida a la CBF desde el año 2010, ha anunciado su intención de no renovar la relación que une a ambas entidades una vez dé por finalizado la vinculación actual.

La decisión se encuadra dentro de un cambio de estrategia de la compañía en cuanto a decisiones de marketing se refiere, un cambio que se centrará en el énfasis de las marcas propias de la entidad para dejar de lado la promoción institucional propiamente dicha. Sin embargo, a nadie se le escapa que la pobre imagen dada por la canarinha durante el que iba a ser su Mundial ha extendido el miedo entre sus patrocinadores a una posible merma en la imagen de marca de los mismos por su asociación a la CBF.

Nestlé ha estado vinculada a la Selección Brasileña en los dos últimos Campeonatos del Mundo: el del año 2010 celebrado en Sudáfrica y el del año 2014 que acogió Brasil.