Burger King y el ambush para atacar a McDonald’s

0
Burguer King se apoya en el ambush para atacar a McDonald's
  • La firma norteamericana lanza en Francia una ingeniosa campaña en la que pone a prueba la fidelidad del aficionado francés
  • Importante estrategia de ambush marketing contra su gran rival, McDonald’s, sponsor oficial de Brasil 2014

Una de las grandes batallas contra las que tendría que luchar tanto la FIFA como los patrocinadores oficiales del Mundial de Brasil 2014 era, sin duda, los continuos ataques que contra sus legítimos derechos como patrocinadores oficiales iban a sufrir las mismas por parte de los unofficial partners, que apoyándose en el ambush marketing pondrían en marcha cuidadas y estudiadas estrategias para tratar de recabar para sí el protagonismo que corresponde, por derecho adquirido a base de talonario, a dichos patrocinadores oficiales.

Una de las últimas compañías en utilizar este tipo de marketing de emboscada ha sido la multinacional norteamericana Burger King, que ha lanzado en Francia la campaña Whopper Fanatic, a través de la cual pone a prueba al aficionado francés sometiéndolo a un curioso reto: la compañía recompensará con una de sus famosas whopper completamente gratis a aquel aficionado galo que acuda a cualquiera de sus restaurantes ataviado con la camiseta de Francia el mismo día y a la misma hora que estén retransmitiendo por televisión uno de los encuentros de la Selección Gala en el Mundial de Brasil 2014.

McDonald’s, en el puesto 20 del informe de Unruly Media

Hace tan sólo unos días hacíamos público el informe de Unruly Media sobre la Influencia de las campañas de los Unofficial Partners en los aficionados , un informe que ponía de manifiesto qué campañas eran más mediáticas entre los aficionados en Brasil 2014. Y precisamente una de las firmas peor paradas era McDonald’s, cuya campaña no aparecía hasta el puesto número 20 en dicho informe. Es decir, de las campañas más vistas en las redes sociales relacionadas con el Mundial, McDonald’s ocupaba el puesto número 20, muy por detrás de otras firmas que no tenían la consideración de patrocinadores oficiales del evento.