Bubba Watson, campeón del Master de Augusta, también lo es en las redes sociales

0

El flamante campeón del Masters de Augusta de Golf, Bubba Watson, es, además de un excelente jugador de golf, un extraordinario devoto de las redes sociales.
La aparente seriedad, elegancia e imagen del golf como un deporte de alta alcurnia, reservado casi a niveles profesionales para una clase de jugadores elitistas, es la imagen que se ha propuesto derribar el reciente campeón Bubba Watson. “Acercar el golf a la gente, hacer ver a los aficionados que el golf es un deporte que no está reservado a ninguna clase social, más bien al contrario, hay que romper esquemas anquilosados que dan una imagen un tanto elitista de nuestro deporte”, afirmó el jugador.

Y qué mejor medio que las redes sociales para ello. Desde sus inicios y la aparición de las redes sociales como fenómeno, Bubba Watson se ha caracterizado por una devoción casi enfermiza por las mismas, tratando de dar a través de ellas una imagen de ‘persona normal’ que trate de romper con esa imagen que tienen los jugadores de golf de cara al público. Así, Bubba lo ha probado todo: desde disfraces de Santa Claus hasta zambullirse en un jacuzzi e incluso aplastando cabezas de lechuga hasta hacerlas añicos. No hay ninguna situación demasiado alocada para el nuevo campeón de Masters de Augusta, Bubba Watson. Pero también hay fotografías de sus vacaciones con su familia, de su día a día en su casa…todo…En definitiva, el golf como nunca antes se había mostrado a la gente y a través de un medio vehicular que ha proyectado la imagen de Watson hasta límites insospechados, ahora aún más con la consecución del reciente Masters de Augusta.

Sus videos caseros en Youtube ya generan más de un millón de visitas, en los que se ve al “loco Watson” como han empezado a llamarle golpear con palos de madera a lechugas, berenjenas o calabazas simulando el golpeo de un patch en el golf. Pero hay más. Bubba se preocupa por sus seguidores a través de las redes sociales. Contesta a todas las consultas que le plantean a traves de esas redes y contesta a cada tweet, lo que ha potenciado su incremento tanto en Facebook como en Twitter y sus seguidores ya son legión.

Expertos afirman que “lo mejor que le ha podido pasar al golf, un deporte visto como reservado para una clase elitista, es la aparición de un jugador llamémoslo ‘excentrico’ que tan pronto te viste alejándose de la ortodoxia del golf como se presenta a un torneo con palos de golf rosa o que es capaz de formar un grupo de música llamado los Golf Boys, además de su preocupación por las redes sociales, lo que ha permitido acercar un deporte tan especial como el golf a los aficionados más jóvenes”. Pero todo esto además tiene una enorme repercusión en su propia imagen: la lluvia de patrocinadores y sponsors que quieren estar al lado del nuevo ganador del Masters de Augusta es muy superior a la que podría tener en un ganador de ese torneo, potenciado por esa imagen jovial que le ha llevado a tener ofertas de compañías que jamás se hubieran planteado introducir su marca en un deporte como el golf.