BT reclama a Gareth Bale para promocionar la Champions

0
BT reclama a Gareth Bale para promocionar la Champions en Reino Unido
  • La compañía aprovecha el Mundial de Brasil para activar su acuerdo con la UEFA cuando aún queda un año para su entrada en vigor
  • BT SPorts se hizo con los derechos de Champions y Europa League por 1.000 millones de euros a partir de la 2015/2016 y por tres temporadas

La compañía británica BT Sports ha aprovechado la enorme repercusión mediática del Mundial de Brasil 2014 para lanzar, en los descansos de los encuentros del torneo en el Reino Unido su campaña promocional que publicita la adquisición de los derechos de la Champions League para dicho territorio a partir de la temporada 2015/2016 y por tres temporadas, es decir, una vez concluya la que está a punto de comenzar el próximo mes de agosto.

Para ello, ha reclamado la presencia de uno de sus principales embajadores, el futbolista galés del Real Madrid, Gareth Bale, fichado a golpe de talonario justo antes de su fichaje por el club blanco y que motivó un importante movimiento en sus rivales, encabezados por Sky Sports, que se vio obligado a fichar a David Beckham  como embajador para contrarrestar el movimiento de BT Sports. En el spot, Gareth Bale hace un repaso a su vida deportiva hasta recalar en el Real Madrid.


Derechos de Champions y Europa League a cambio de 1.000 millones de euros

La guerra por los derechos televisivos de la Champions League y la Europa League  en el Reino Unido desencadenó una batalla de ofertas que acabó con la adjudicación por parte de UEFA de los mismos a BT Sports a cambio de una cifra cercana a los 1.000 millones de euros.

A cambio de esa cifra, la compañía se hacía con los citados derechos para las temporadas 2015/2016,  2016/2017 y 2017/2018, es decir, una vez concluyera el contrato que con los mismos tiene Sky Sports hasta la conclusión de la temporada que está a punto de comenzar, la 2014/2015.

El nuevo acuerdo supone un movimiento sísmico de incalculables proporciones que puede provocar un tsunami de reacciones en el resto del panorama televisivo del mundo del fútbol en Europa. El acuerdo alcanzado por BT Sport con la UEFA de tres años de duración supuso asestar un duro golpe a sus grandes rivales, Sky e ITV, pero además, supuso romper con el status quo existente en el panorama televisivo de las islas en lo referente a dichas competiciones. Hasta entonces, imperaba un sistema mixto en lo referente a las retransmisiones de la máxima competición de fútbol a nivel europeo: una parte de los partidos los emitía en abierto ITV mientras que el resto, la mayoría, eran de pagos y los aficionados británicos podían seguirlo a través de sus correspondientes abonos en Sky. Ambas compañías, ITV y Sky son las poseedoras de dichos derechos hasta la conclusión de la temporada 2014/2015 y también asistieron a la puja por los derechos del nuevo trienio.

A partir de ese momento, y por primera vez en la historia del Reino Unido, la Champions League desaparecerá de la televisión terrestre para ser íntegramente televisada a través de plataformas de cable.

Con dicha adquisición, BT Sports apostaba por el servicio de suscripción o de pago que lanzó hace ahora casi un año y por el que ofrece a sus abonados contenidos exclusivos, como son las ligas de fútbol de Italia, Francia o Alemania, rugby o incluso Moto GP a partir del año próximo.