Brazuca, el balón de los 2.000 millones de euros

0

Brazuca. Ni Carnavalesca ni Bossa-Nova. Ni las críticas ni el malestar de los aficionados por no haber elegido Gorduchinha como nombre oficial de la pelota. Nada de eso ha motivado que la marca alemana limite las expectativas generadas por el que será la Pelota Oficial del próximo Mundial de Brasil 2014.

437 gramos y 69 centímetros exactos de circunferencia. Esas son las dimensiones que tendrá la pelota que la marca alemana adidas ha diseñado para el Mundial brasileño y que echará a rodar durante el mismo en los estadios de Río, Belo Horizonte, Brasilia o Fortaleza entre otros. Y ese esférico es una de las grandes esperanzas de la marca alemana para la recuperación, durante este ejercicio 2014, de sus pobres resultados obtenidos durante 2013, un año carente de eventos deportivos importantes patrocinados por la firma alemana.

adidas ya consiguió un verdadero pelotazo con otro criticadísimo balón: el Jabulani, la pelota oficial del anterior Mundial de Sudáfrica y del que llegó a vender hasta 13 millones de unidades pese, como decimos, a la gran corriente crítica que el mismo generó. Y es precisamente esas críticas y los resultados obtenidos pese a ellas, las que logran albergar importantes esperanzas a la marca alemana para llegar a pensar que el Brazuca, muchísimo menos expuesto a las mismas que el Jabulani, vaya a superar con facilidad la cifra anteriormente mencionada.

Así lo indica Patrick Minogue, portavoz oficial de la firma alemana, que confirma que las expectativas de adidas pasan, evidentemente, por obtener unas mayores ventas del Brazuca. No es el único que piensa así. Su CEO, Herbert Hainer, espera que el Brazuca le permita superar la barrera de los 2.000 millones de euros, uno de los grandes objetivos de este año. 

adidas espera obtener importantes ingresos con el Brazuca. Partiendo de la base de los 13 millones de pelotas vendidas con el Jabulani, adidas tiene a la venta el Brazuca original por unos 130 euros, complementando su estrategia con el lanzamiento de pelotas oficiales de las diferentes selecciones a las que equipa, como España, Argentina, Alemania o Colombia.