Boston se queda con la candidatura olímpica 2024 en USA

0
Boston será ciudad candidata para los Juegos Olímpicos de 2024
  • La candidatura supera a las ciudades rivales de Washington, Los Angeles y San Francisco

A finales del mes de noviembre de 2014 tratábamos en Marketing Deportivo MD la cuestión de la candidatura olímpica que los Estados Unidos presentarían para competir por la organización de los Juegos Olímpicos del año 2024, una candidatura para la que se postularon cuatro importantes ciudades norteamericanas y sobre las que el Comité Olímpico Estadounidense debería decidirse en apenas algo más de un mes acerca de cuál de ellas representaría al país norteamericano. Ahora, después de la última reunión del USOC, conocemos quién de las cuatro ha sido finalmente la seleccionada.

Boston se queda con la candidatura olímpica 2024 en USA

La última reunión mantenida por el USOC hace tan sólo unos días era considerada como trascendental, sobre todo para cuatro importantes ciudades norteamericanas que peleaban por hacerse con el derecho de representar a los Estados Unidos como ciudad candidata para albergar los Juegos Olímpicos del año 2024: Boston, Whashington, Los Ángeles y San Francisco ya que en la misma se decidiría cuál de las cuatro sería la representante estadounidense para albergar dichos Juegos.

En relación a ello, el Comité Olímpico Estadounidense, el USOC se decantó por seleccionar a la ciudad de Boston como candidata para competir por ser la sede de los Juegos Olímpicos de Verano del año 2024. A partir de ahora, Boston dispondrá de algo más de dos años antes de presentar, en el 2017, un proyecto lo suficientemente importante ante el Comité Olímpico Internacional que votará para decidir a la ciudad aspirante ganadora.

Luces y sombras

En opinión de los expertos, el haber sido elegida Boston como ciudad aspirante no confiere ni resta méritos a la candidatura estadounidense. A decir verdad, todas y cada una de las ciudades aspirantes a ser candidata norteamericana tenían sus luces y sombras, sobre todo, éstás últimas lo suficientemente importante como para poder ser consideradas incluso verdaderos lastres. Así, Los Angeles tenían como principal handicap en contra que ya habían organizado uno en el pasado; el punto débil de San Francisco era su alto coste de organización mientras que en Washington su principal debilidad era el ser una candidatura muy inferior a rivales que ya han confirmado su participación en el proceso como París o Roma. Podemos decir por lo tanto que Boston ha sido elegida como la que más posibilidades tenía para vencer analizando lo anteior pero, también igualmente presentaba también importantes puntos débiles, encabezados sobre todo por el hecho de ser una ciudad relativamente pequeña para albergar unos Juegos.

Boston tratará, sin embargo, de fomentar su candidatura ante la oportunidad que ello supone de ver una gran ciudad llena de historia, deportiva, riqueza cultural y modernidad. Además, tratará de explotar al máximo los puntos fuertes de la candidatura estadounidense (fuera Boston o cualquier otra): en el USOC valoran una serie de bazas como importantes cartas a su favor como pueden ser el hecho de que el país más galardonado a nivel mundial lleve cerca de 18 años sin albergar unos Juegos Olímpicos de Verano y 12 años sin albergar unos de invierno. Además, en el COI son conscientes del enorme poder de atracción que unos Juegos Olímpicos en los Estados Unidos supondría como reclamo para los patrocinadores (la NBC paga más de 7.000 millones de dólares por dar los Juegos en
América hasta el año 2032, lo que empequeñece cualquier otro acuerdo que
se pueda alcanzar y es una de las grandes bazas de los estadounidenses).

En definitiva, los Estados Unidos ya han elegido ciudad aspirante que deberá competir con fuertes rivales como París o Roma, pero también con sedes mucho más exóticas como la intención del COI de celebrar unos Juegos en África por primera vez en la historia.