BMW no repetirá como sponsor oficial en Río 2016

0

No parece haberle ido muy bien al gigante automovilístico BMW en su participación como sponsor oficial de los Juegos de Londres 2012, con una inversión gigantesca para adquirir dicho rol. Al menos es lo que se desprende de las últimas manifestaciones procedentes de dentro de la marca.

Graham Biggs, Director de Comunicación del grupo BMW, ha afirmado recientemente en una entrevista que no está dentro de sus planes volver a realizar un desembolso similar al acometido hasta la fecha para convertirse en sponsor oficial de un evento deportivo como unos Juegos Olímpicos. Hay que recordar que para lograr “adquirir” dicho papel, BMW tuvo que alcanzar un acuerdo con el COI y el LOCOG que supuso el desembolso de 50 millones de libras en un primer momento, algo más de 60 millones de euros, cantidad que se ha visto “obligada” a reforzar con más de 250 millones de libras, unos 300 millones de euros, invertidas en el Reino Unido y concretamente en sus plantas de producción para promocionar y comercializar nuevos vehículos de la marca aprovechando el tirón de los Juegos, que esperan poder vender gracias a la inercia de dicho evento.

No obstante, preguntado al respecto de si la experiencia había sido lo suficientemente satisfactoria como para volver a repetir en este papel en los próximos Juegos de Río 2016, Biggs se mostró tajante al respecto al afirmar que no entraba dentro de sus planes volver a repetir esta experiencia, amparándose que BMW ya participa activamente dentro del mundo del deporte con el patrocinio a través de sus diferentes formas, lo que deja a las claras las intenciones de la compañía de no volver llevar a cabo una inversión de estas características. Desde dentro del grupo se teme que la tasa de retorno de la inversión realizada no alcance ni mucho menos el mínimo para poder obtener un buen resultado, lo que motivaría la decisión de no volver a ocupar este puesto en los Juegos de Río 2016.