Batman se encarna en la piel de LeBron

0

Desde que el mítico Magic Johnson, en sus funciones como comentarista, criticara la escasa comercialización que LeBron James, 4 veces MVP de la NBA, hacía de su imagen, cual broma del destino, el jugador de los Heat comenzó a convertir en oro todo lo que tocaba.

Y es que la llegada del segundo anillo a manos de uno de los jugadores referencias no ya de los Heat de Miami sino de toda la NBA supuso un importante resorte en lo referente a la comercialización de la imagen y marca LeBron a nivel mundial. Y aunque en la mayoría de los casos el éxito de la operación responde a estudiadas y cuidadas campañas de marketing, en algunos casos, como el que nos ocupa, el éxito procede de la más absoluta de las casualidades o avatares del destino.

Hace tan sólo unas jornadas, en una de las acciones de las tantas muchas que se dan durante los encuentros, LeBron James se rompió la nariz en un mate que realizó ante la oposición de Serge Ibaka, y que acabó impactando su brazo en el rostro de la estrella de los Heat. A partir de aquí, el resto de acontecimientos ha provocado una excelente e improvisada campaña de marketing para un producto tan inusual como unas gafas de protección.

Así, LeBron James se dispuso a jugar el encuentro ante los Knicks ataviado de una máscara de protección negra que le cubría gran parte del rostro pero que no ha tenido el visto bueno de la NBA en cuanto a su uso. Así, al término del encuentro, responsables de la liga manifestaron al jugador de los Heat la necesidad de sustituir al citada proteeción por otra de color blanco y, en teoría, de como mínimo iguales calidades que el anterior.

Sin embargo, LeBron, que manifestó sentirse encarnando al mismísimo Batman en su deber de proteger a Gotham, ha defendido su intención de continuar utilizando la misma, aunque en encuentros posteriores ha accedido a las peticiones de la liga para ponerse las gafas de color blanco.

No obstante y pese a esas reticencias de la propia liga, la protección negra de LeBron rápidamente se ha convertido en todo un fenómeno de ventas a través de internet y las redes sociales, y que ha causado furor entre los aficionados y entre sus propios compañeros. Las peticiones de este tipo de utensilios exactamente igual al utilizado por LeBron han superado todas las expectativas.