Ballmer ya es, oficialmente, nuevo dueño de los Clippers

0
Steve Ballmer nuevo dueño de Los Clippers
  • Los tribunales han dado el visto bueno a la operación de venta de Los Clippers al ex de Microsoft
  • Steve Ballmer se hace con la franquicia por 2.000 millones de dólares

Amenazaba con convertirse en uno de esos interminables culebrones que de cuando en cuando nos amenaza con eternizarse procedentes del enrevesado mundo de los negocios dentro del deporte. Pero finalmente, para respiro de muchos, comenzando por la propia franquicia, la venta de Los Angeles Clippers al ex de Microsoft, el multimillonario Steve Ballmer, ha visto su finalización de manera exitosa.

Así lo ha confirmado en el día de ayer una corte de California al ratificar la autoridad legal de Shelly Sterling, esposa de Donald Sterling, protagonista directo en todo este caso y responsable de la complicada situación en la que se ha visto envuelta la franquicia, para realizar la venta de la misma, según ha informado la propia NBA.

Un proceso más largo del que la NBA hubiera querido

En todo este asunto de la polémica por el escándalo de las declaraciones de Donald Sterling, si ha habido una parte interesada al máximo en resolver, cuanto antes, la situación, esa no ha sido otra que la propia NBA, que vio desde un primer momento cómo el asunto podía suponer un importante problema para la imagen de la misma.

Por tal motivo, la junta de gobierno de la NBA se apresuró el pasado 15 de julio a aprobar la venta de los Clippers a Steve Ballmer, ex ejecutivo de Microsoft, a cambio de 2.000 millones de dólares, lo que provocó que la enrarecida situación que se vivía en la franquicia, no sólo en los asuntos concernientes a nivel deportivo de cara al futuro sino en lo referente a su propio futuro, con patrocinadores esperando a decidirse hasta el último momento para entrar o no en la franquicia dependiendo de la venta o no de la misma (en todo caso, de alejar el nombre de Donald Sterling de la franquicia cuanto menos) se calmara aunque fuera de manera momentanea.

El propio Donald Sterling denunció a su esposa por haber tramitado la venta de la misma sin su consentimiento, alegando que las pruebas médicas que había presentado la esposa de Sterling que amparaban su decisión al declararlo incapacitado para ello, habían sido obtenidas sin conocimiento del propio Sterling, argumento que ahora ha sido echado para atrás por la justicia.

Tras conocerse el anuncio de la venta de manera oficial, jugadores, cuerpo técnico e incluso patrocinadores han retirado su amenaza de abandonar la franquicia de continuar ésta en poder de Sterling. El siguiente paso es la demanda que la NBA ha interpuesto contra el propio Sterling alegando daños y perjuicios ocasionados a la imagen de la misma por el escándalo suscitado.