Baku 2020 da un golpe de efecto y ficha a la consultora Helios Partners

0

Interesantísimo golpe de efecto el que ha dado la candidatura de Baku 2020 con su último fichaje.

La candidatura olímpica de la capital de Azerbaiyán, Bakú 2020, ha recibido un importante impulso tras hacer pública que la consultora Helios Partners, dirigida por el afamado Terence Burns, se ha unido a la misma con el objetivo de traerse los Juegos hacia el país euroasiático.

La prestigiosa consultora había sido contratada previamente por la candidatura olímpica de Roma, pero el anuncio de la retirada de esta por parte del Comité Olímpico Italiano tras no contar con el apoyo económico del gobierno transalpino tal y como os conté aquí (Ver Artículo en MD), pueso nuevamente en el mercado a la compañía de Terence Burns, lo que fue aprovechado por Bakú para tratar de hacerse con sus servicios en un golpe de efecto que dentro de los círculos olímpicos se ha catalogado como asombroso, dotando a la candidatura de un plus que quizás antes no tenía.

El prestigio y la reputación de Helios Partners no es gratuito. Muchas han sido las candidaturas para la organización de diferentes eventos de las que ha formado parte activa y muchas han sido las asignaciones a esas candidaturas como sedes. Sin ir más lejos, Helios Partners ayudó el año pasado a la candidatura que PyeongChang, ciudad de Corea del Sur, presentó para organizar los Juegos Olímpicos de Invierno del año 2018, Juegos que finalmente fueron asignados a los coreanos. Previamente, formó parte de los equipos que ganaron los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014 y la Copa del Mundo de Fútbol de Rusia 2018.

Burns es bien conocido dentro de este tipo de ‘competiciones’ por la presentación y construcción de fuertes y convincentes argumentos en las campañas de las que ha formado parte, atando hasta el último cabo para hacer presentaciones convincentes y emotivas.

“Baku 2020 trae un soplo de aire fresco para la campaña 2020, y estamos encantados de ser parte del equipo”, dijo Burns. “La ciudad está hecha a la medida para una campaña olímpica: el 50% de la población tiene menos de treinta años, el 95% de la población apoya la oferta y quizás lo más importante, es una apuesta responsable basado en la” necesidad real “para la nación . Nada se construirá si no es necesario y todo lo que se construya deberá ser forzosamente necesario. Esa es una diferencia sutil pero profunda cuando hablamos de un evento de estas magnitudes pues son muchos los casos en los que, después de los Juegos, las instalaciones quedan desiertas y sin uso”, sentenció.

En definitiva, un plus que se añade a una candidatura que muchos veían quizás como la más débil entre las aspirantes (recordemos, Madrid, Estambul, Doha y Tokio) pero que va añadiendo poco a poco elementos de valor a la misma que pueden ponerla al mismo nivel que las anteriores.