Audi quiere entrar en la F1 a través de Red Bull

0
  • Los rumores de la llegada de Audi a la F1 vuelven a arreciar tras el intento de la misma del año 2013
  • Una de las posibilidades que más se barajan para ello es que Audi estaría en serias conversaciones con el dueño de Red Bull para adquirir a la compañía austríaca

Tiempo de rumores en la Fórmula 1. Con todo decidido en lo referente al Mundial de Constructores y con todo relegado a un mano a mano entre los dos pilotos de la escudería Mercedes, el interés dentro del Gran Circo de la Fórmula 1 se centra ahora, casi de manera exclusiva, en los típicos rumores que en otras temporadas ocupan los meses de descanso entre el final de una temporada y el inicio de la siguiente, rumores que en esta se han adelantado por la peculiar situación que se vive en cuanto a la disputa de títulos se refiere. Y dentro de este mundo de rumores, hay uno que se lleva la palma y que tan sólo quedará por comprobar cuánto tiene de noticia y cuanto de simple rumor: la llegada de Audi a la Fórmula 1.

Audi quiere entrar en la F1 a través de Red Bull

Los rumores tienen, como decimos, un nombre propio en este final de temporada dentro de la Fórmula 1. Por encima incluso de los que hablan del equipo en el que militará Fernando Alonso tras su más que segura salida de Ferrari, se sitúa uno que en los últimos días ha llegado con un paso firme y decidido entre todos los demás: y no sólo por el hecho en sí sino por cómo se produciría.

Así, según publica Auto Express, Audi estaría pensando en regresar a la Fórmula 1 en el año 2016, un rumor que no es realmente novedoso toda vez que ya en 2013 se habló de su posible llegada al Gran Circo. Sin embargo, lo que sí que resulta novedoso es la manera en la que llegaría la compañía: con la adquisición por parte de la que sería nueva escudería de una de las más exitosas de los últimos años: la escudería austríaca Red Bull, que durante los últimos 4 años ha dominado la Fórmula 1 de manera intratable.

La marcha de Vettel es ¿el adiós de Red Bull?

Red Bull ha dominado, como decimos, con mano de hierro los últimos años en la Fórmula 1. Unos monoplazas intratables pilotados a manos del 4 veces campeón mundial, Sebastian Vettel, convertían al tandem en un obstáculo insalvables para el resto de escuderías. Sin embargo, todo tiene un principio y un final. Y la relación entre Vettel y su existosa escudería, llegó al suyo, a su punto y final, hace tan sólo unas semanas cuando desde la propia Red Bull confirmaron que el alemán abandonaría Red Bull a la conclusión de la presente temporada.

Ello habría supuesto un duro golpe para la moral de la escudería pero también para su presidente, Dietrich Mateschitz, que habría comenzado a valorar una posible salida del Gran Circo si las circunstancias acompañaran. Ello, unido a la amistad que le une con el presidente de la firma Volkswagen, que controla a Audi, Ferdinand Piech, harían más que factible la posibilidad de que, cuanto menos, ambas partes acercaran posturas para alcanzar un punto de encuentro común.