AT&T renueva un año más con Red Bull

0

En las postrimerías de la actual temporada de la Fórmula Uno, que presentará como gran triunfador de la misma la escudería Red Bull, dueña absoluta de la especialidad tanto en la categoría de pilotos como en la de constructores, el equipo de la bebida energética ha anunciado la renovación de una importante alianza con uno de sus más importantes patrocinadores.

La escudería Red Bull Racing ha anunciado la ampliación del acuerdo que le une a uno de sus principales patrocinadores, el gigante de las telecomunicaciones estadounidense, la compañía AT&T, encargada de proporcionar al equipo sistemas de comunicaciones durante toda la temporada 2013 y que, en virtud del nuevo acuerdo, será la encargada de continuar suministrando dichos sistemas al menos durante el año que viene.

El nuevo acuerdo supondrá la ampliación de la relación existente durante otra temporada más y propiciará que se aporten los sistemas necesarios para agilizar, fomentar y facilitar las telecomunicaciones entre la sede de la escudería en Milton Keynes, la base de Renaul en Viry, Francia, el tunel del viento del equipo en Bedford, Inglaterra y cada uno de los circuitos en los que se dispute el Gran Premio.

El anuncio de la renovación se llevó a cabo apenas unas horas antes de la disputa del Gran Premio de Estados Unidos celebrado en Austin el pasado fin de semana y que volvió a coronar a Sebastian Vettel como vencedor del mismo.

Los aspectos económicos de la ampliación no han sido dados a conocer aunque a buen seguro que la aportación pecuniaria de AT&T será bienvenida en una escudería que ya ha asimilado los recortes presupuestarios que su principal patrocinador, Red Bull, pretende acometer en la misma de cara a la temporada que viene. Y ello no implica necesariamente que el presupuesto de la escudería baje ni mucho menos. Así, Red Bull invirtió en la temporada 2012 20 millones de euros menos que lo invertido en la 2011. Pero lejos de provocar una disminución en el presupuesto, más bien fue debido a la llegada de importantes patrocinadores dispuestos a cofinanciar el proyecto de la escudería, además del incesante goteo de millones que llegaron a la misma procedentes de premios y títulos.