Amnistía Internacional advierte a la Premier ante la próxima venta del Newcastle

0
Jugadores Newcastle
  • De seguir adelante el proyecto de venta, los urracas pasarían a ser uno de los clubes más ricos de la Premier y de Europa

La ONG Amnistía Internacional ha lanzado una dura advertencia a la Premier League respecto al proyecto de venta que actualmente se encuentra en curso por parte de los dirigentes de un histórico del fútbol británico, el Newcastle, a un fondo de inversión perteneciente a Arabia Saudí, por el riesgo que ello supone al vincular un país en el que no se respetan los derechos humanos a una organización como la Premier.

Venta Millonaria

La conocida ONG, en un comunicado lanzado a los medios de comunicación este martes, ha informado de las advertencias que ha realizado a los dirigentes de la Premier League respecto al proceso de venta en el que actualmente se haya inmerso el Newcastle, una venta que de confirmarse pondría al club británico en manos de inversión de Arabia Saudí.

Según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, el citado proceso se halla en una fase muy avanzada en su gestión. El príncipe heredero del país árabe, Mohammed Ben Salmane, uno de los propietarios de dicho fondo, ya ha abonado un adelanto no reembolsable de casi 20 millones de euros al actual dueño del club, Mike Ashley, a cambio de una próxima venta del mismo que se calcula esté valorada finalmente en torno a los 350 millones de euros.

El nuevo City

La Premier se encentra ahora mismo analizando y verificando el cumplimiento por parte de estos futuros dueños del club inglés de los requisitos y criterios fijados por la liga para poder adquirir el rol de accionistas o dirigentes del club, un proceso que se prevé se resuelva en las próximas semanas y que dará lugar, como conclusión final, a la venta de la entidad de Newcastle al fondo saudí.

Kate Allen, directora británica de Amnistía Internacional, ha advertido en dicho comunicado del riesgo que supone para la imagen de la propia Premier la vinculación que de la misma puede realizarse en el mundo a nivel de sociedad con países donde no se respetan los Derechos Humanos y el peligro que supone para el fútbol en general como deporte la apertura del mismo a regímenes totalitarios que buscan en el deporte canales para blanquear sus actuaciones.

Amnistía ya denunció en su momento la compra del Manchester City por parte de fondos procedentes de Emiratos Árabes al considerar que la misma se enmarcaba dentro de una estrategia a nivel mundial que determinados regímenes totalitarios están poniendo en marcha para suavizar la imagen del país a nivel internacional.

De confirmarse la venta, el club de Newcastle pasaría a convertirse en una de las entidades más poderosas a nivel económico del fútbol mundial.