Alonso desata la guerra Movistar-Santander

0
Fernando Alonso
  • La posible llegada de Fernando Alonso a McLaren desata la batalla entre el Banco Santander y Movistar por conseguir convertirse en main sponsor de la entidad y, además, de Fernando Alonso
  • Ninguna de las dos firmas quiere ceder el espacio protagonista en la escudería a la otra compañía

A falta tan sólo de un único Gran Premio de Fórmula 1 en la presente temporada, todo el interés deportivo se centra a la disputa, el mano a mano, que mantienen los dos pilotos de Mercedes que han dominado con mano de hierro todo este año 2014: Lewis Hamilton y Nico Rosberg. Fuera de esta disputa, el otro gran interés mediático radica en el futuro del español Fernando Alonso, un futuro que parece muy cerca de la escudería británica McLaren, a la que volvería tras su estancia hace algunos años en la marca de Woking. Y esta vuelta a Inglaterra ha destapado la intensa batalla que, a nivel de marketing deportivo, están librando entre bambalinas dos importantísimos grupos a nivel mundial, uno procedente del sector de las telecomunicaciones, Movistar, y el otro procedente del sector de las finanzas, Banco Santander.

Las dos compañías tienen un fundamentado interés

Desde que se conoció que Fernando Alonso tenía entre sus posibles destinos a partir de al próxima temporada a la escudería McLaren, dentro del sector del marketing deportivo las especulaciones comenzaron a ser consistentes en torno a los patrocinadores que podrían llegar a la escudería británica de la mano del asturiano.

El primer nombre que se puso encima de la mesa fue el del Banco Santander, patrocinador de su actual escudería, Ferrari, y un importantísimo patrocinador a nivel personal de Fernando Alonso. El hecho de ya estar presente, aunque en un segundo nivel, como patrocinador de la escudería y que la entidad financiera tenga importantes intereses en el Reino Unido, vaticinaban la también llegada de la misma junto con el asturiano a Woking.

Sin embargo, el interés del Santander no era el único. Movistar, la compañía de telecomunicaciones que tiene una importante y marcada estrategia a nivel de expansión donde juega un papel fundamental la figura de su canal de televisión y los derechos de las principales competiciones de motor, hacían más que plausible el interés de la marca por contar con el asturiano como embajador de los servicios que, gracias a dichos derechos, podría ofertar a sus clientes.

Dos marcas, dos intereses mutuos y una decisión final: ¿Quién llegaría con Fernando Alonso?

Detalles a favor y en contra de unirse a Fernando Alonso

Está claro pues que el interés de estas compañías por estar al lado del asturiano en esta nueva aventura no es ni nuevo ni repentino. Más sin embargo, como veremos, dicho interés tiene una serie de obstáculos importantes que finalmente decidirán quién acompaña a Alonso.

El Santander ha dado un giro de 180 grados en su estrategia. En principo la marcha de Alonso no debería implicar necesariamente la salida del Santander de Ferrari. Pero en los últimos Grandes Premios se ha podido ver a representantes de la entidad financiera en las oficinas de McLaren para apreciar la posibilidad de llegar junto con el asturiano a la escudería. Se pasaba así de la indifierencia a la marcha de Alonso a recuperar la iniciativa para poder continuar con el asturiano en el portfolio de Ferrari. Además, como elemento que desestima este presunto interés está la opinión de los directivos del Santander de que el patrocinio de Ferrari es la mejor inversión y la que mejor tasa de retorno reporta a la entidad dentro del mundo del deporte. Más el fuerte interés de la compañía por su expansión en el Reino Unido y la posibilidad de estar asociada de nuevo al considerado mejor piloto de la parrilla son elementos de decisión más que sólidos para argumentar convenientemente este interés.

En Movistar la situación es muy parecida. Al interés de convertir a Alonso en embajador de la compañía por motivos estratégicos para la comercialización de sus derechos televisivos, se une igualmente la posibilidad de expandir la marca en el Reino Unido, que opera bajo las siglas O2. Sin embargo, en el debe de su proyecto de unión a Fernando Alonso está la traumática salida del asturiano de la compañía cuando pasó precisamente de Renault a McLaren, algo que en la compañía aún hoy siguen teniendo muy presente.

Pero ¿no podrían llegar las dos marcas a Woking? Todo depende de la capacidad de ceder que tengan ambas compañías. Y no parece que sea mucha. Tanto Movistar como el Santander pretenden llegar con la consideración de main sponsor, es decir, patrocinador principal, negándose a ceder el espacio protagonista a otro competidor.

En tan sólo unos días Fernando Alonso decidirá su futuro, un futuro que tiene importantes e interesantes ramificaciones y no sólo a nivel deportivo.