Alemania pone en duda la legalidad de la política de adidas para sus ventas online

0

Junio del año 2012. En MD nos hacíamos eco de una noticia que saltaba a los principales medios de comunicación del sector y que tenía su resonancia en las redes sociales: la firma alemana adidas, en una decisión sin precedentes, prohibía literalmente a sus distribuidores autorizados la venta de sus artículos en los portales de subastas y de compra online, ebay y amazon.

La decisión la fundamentaba adidas en su nueva estrategia orientada a evitar los descuentos en prendas de la marca que muchos distribuidores autorizados realizaban a través de canales como estos, en un intento de la firma alemana de homogeneizar su política de precios y evitar situaciones como las que hasta ahora se estaban dando y que propiciaba que una misma prenda adidas tuviera un precio según se adquiriera en un distribuidor o en tiendas oficiales de la marca.

La decisión, ya de por sí arriesgada, entró en vigor a comienzos de este año 2013 y en adidas eran conscientes cuando la adoptaron de las repercusiones, negativas, que en términos de disminución de ventas tendría la misma. De hecho, ya sucedió algo parecido en las cifras de ventas de adidas en el año 2011 con una decisión parecida cuando la marca decidió prohibir la venta de sus prendas en hipermercados y supermercados alemanes, lo que trajo como resultado una importante caída de ingresos procedentes de ambos canales estimada en un 65%.

Ahora, cuando se van a cumplir casi cinco meses de la entrada en vigor de esta medida, el organismo de control encargado de la libre competencia en Alemania está realizando un exhaustivo análisis de las medidas adoptadas por adidas para la venta online de sus productos, centralizando sus investigaciones en la polémica y controvertida política de ventas indicada anteriormente.

Este organismo afirmó en el día de ayer que este tipo de restricciones podrían dificultar las ventas virtuales de más de 3.000 minoristas, a los que dicha agencia estaba encuestando al objeto de ver como le había afectado la postura adoptada por la marca alemana.

Se abre así un proceso de investigación que puede acabar con la revocación de la medida adoptada por la conocida marca de las tres rayas además de con una más que probable sanción económica por impedir la libre competencia dentro del mercado de la venta online.