Alemania amenaza con boicotear el Mundial de Qatar

0
Qatar
La crisis de Qatar puede afectar al Mundial 2022
  • Un hackeo motiva que salga a la luz la presunta relación del emirato árabe con la financiación del terrorismo islámico lo que ha motivado que hasta siete países rompan relaciones con Qatar.

La designación de Qatar como sede del Mundial del año 2022 puede que haya sido una de las decisiones más equivocadas de la FIFA de los últimos años. A los escándalos de corrupción que acusan a la candidatura qatarí de comprar voluntades y votos entre miembros de la FIFA y los abusos y malas condiciones laborales que se dispensa a los trabajadores (cuando comience el Mundial habrán fallecido en la construcción de las infraestructuras alrededor de 4.000 personas), se le une ahora las presuntas relaciones que hackers informáticos han sacado a la luz del emirato con la financiación del terrorismo islámico.

Financiación del terrorismo

La noticia saltaba hace tan sólo unas horas. La agencia QNA publicó un mensaje del emir Sheikh Tamim bin Hamad Al-Thani en el que realizaba una dura crítica de la beligerancia estadounidense contra Irán y en el que se posicionaba del lado de Israel.

Todo ello ha provocado un verdadero cisma a nivel internacional. Así, a pesar del desmentido oficial y la afirmación de que todo es fruto de un ataque de hackers informáticos, las primeras consecuencias no se han hecho esperar.  Así, hasta siete países han roto relaciones diplomáticas con QatarEgiptoBahreinYemenIslas Maldivas, Arabia SaudíLibiaEmiratos Árabes Unidos.


¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

Disfruta de toda la actualidad del mundo del marketing deportivo cada mañana en tu email suscribiéndote a nuestra lista de correos.

¡FELICIDADES!

Ya estás dad@ de alta en nuestro sistema. A partir de mañana comenzarás a recibir toda nuestra actualidad en tu correo electrónico


El Mundial, en peligro

La crisis diplomática surgida tiene su extensión en otros campos. Así, uno de los más afectados puede ser el mundo del deporte y, dentro de éste, el mundo del fútbol. Así, con todo este conflicto en marcha, la celebración de la Copa del Mundo del año 2022 ha quedado totalmente en entredicho por temor a la reacción que podría venir de las diferentes Federaciones.

Así, la primera Federación en posicionarse al respecto ha sido la alemana, que en palabras de su presidente, Reinhard Grindel, ha manifestado que “la comunidad del fútbol debería estar completamente de acuerdo en que no se pueden disputar grandes torneos como un Mundial en países que apoyen activamente el terrorismo”.

Por ahora, la FIFA guarda un estruendoso silencio al respecto a la espera de acontecimientos, una espera que puede afectar muy críticamente a la tan vapuleada reputación de la marca FIFA a nivel mundial tras los escándalos de corrupción que han salpicado en los últimos meses al organismo.