Al entrenador de los Baylor no le gusta su nuevo uniforme

0

Las firmas de ropa deportiva se afanan en sacar cada vez productos más atractivos (o al menos así lo consideran ellas) al aficionado para poder hacer pingües beneficios con la venta de los mismos entre dichos supporters.
La cuestión principal a plantearse es si esas casas comerciales tienen en cuenta la opinión de dentro de los equipos acerca de esos nuevos uniformes. Probablemente si desde el departamento de marketing y desarrollo del producto de cada firma comercial se tuviera al menos en cuenta este detalle, quizás no ocurrirían casos como el que ahora le está sucediendo a Adidas, que ha visto como las declaraciones del entrenador de los Baylor de la NCAA, Bill Self, han supuesto un verdadero jarro de agua fría sobre sus expectativas de ventas.

Hay que recordar, como ya hablé aquí, que Adidas ha lanzado nuevos uniformes para tres equipos de la NCAA (Ver Artículo en MD), Cincinnati, Louisville y Baylor, uniformes caracterizados por una apuesta quizás demasiado arriesgada de la firma alemana para lo que venían siendo el tradicional diseño de los mismos. En el caso de los Baylor, Adidas apostó por un diseño para la primera equipación amarillo fluorescente que iba acompañado de una segunda equipación, en color verde con retoques del anterior amarillo. Las esperanzas de la firma de obtener mayores ingresos que los que hasta ahora obtenía por la venta de dichas equipaciones estaban depositadas en estos nuevos diseños. Sin embargo, con declaraciones como con las que se ha despachado el entrenador de los Baylor, Bill Self, al respecto, díficil lo va a tener. Self ha afirmado, preguntado al respecto que “siendo sinceros, no me gustan nada los nuevos uniformes. Es un verdadero atentado a lo que estabamos acostumbrados. Aunque he de reconocer que es la nueva moda, y que son las nuevas tendencias dentro del marketing. Pero repito, a mí no me gustan. ¿Que qué consejo le doy a la gente para el partido de mañana? Que no miren mucho a nuestros jugadores, porque pueden resultar con la vista dañada con ese brillo…”.

Estas declaraciones no han sentado nada bien en Adidas que rápidamente han dado un toque de atención a Baylor para “recomendar” a su entrenador una postura “más flexible” con los nuevos uniformes y, si bien no le obligan a que le guste, al menos no declare abiertamente su opinión. ¿Y tú que opinas? ¿Te gustan?