Al Bernabéu le sale otro pretendiente

0

Emirates, Audi, Microsoft o Coca Cola, el último en llegar. Estos son, por este orden, los candidatos que ya se han postulado para dar nombre, mejor dicho apellido, al nuevo Santiago Bernabéu en el que el disputará sus encuentros el Real Madrid una vez finalicen las obras de remodelación del coliseum blanco.

Pero era más que evidente que, hasta que Florentino Pérez, el máximo dirigente del conjunto blanco, no desvele finalmente quién se quedará con el naming del Bernabéu, los nombres continuarán apareciendo al calor de la mediaticidad que la sóla noticia de postularse como aspirante a dar apellido al feudo madridista es capaz de generar, lo que da una idea de lo atractivo que puede llegar a ser esa operación de patrocinio para una firma comercial a nivel de exposición e impacto.

Y como decimos, a esas cuatro firmas se le ha sumado ahora otra compañía, rival precisamente de una de ellas, Audi, y que ha estructurado toda su estrategia de los próximos años dentro en el mundo del deporte en general, y del fútbol en particular. Hablamos de la surcoreana Hyundai.

Hyundai ha sido noticia estos últimos días por la presentación de los que serán sus nuevos embajadores de cara al Mundial de Brasil 2014: Iker Casillas y Ricardo Kaká a nivel Mundial, y el también brasileño Oscar, éste para el mercado nacional.

Sin embargo, los planes de Hyundai no se quedan aquí sino que van mucho más allá. A estos importantes patrocinios a nivel de brand ambassadors, la firma pretende ir un paso más allá con la incorporación de un importante club a su cartera de patrocinios deportivos que ayude a aumentar la exposición de la marca a nivel mundil. Y los surcoreanos han considerado que una muy buena opción para ello pasaría por ser la firma que aportaría ese ansiado apellido al Santiago Bernabéu

La supuesta oferta según la citada agencia que Hyundai abría presentado en las oficinas del Bernabéu rondaría los 150 millones de euros anuales durante un periodo de cinco años, una cifra sumamente elevada respecto a las presentadas hasta ahora, aunque incluiría otros aspectos y no sólo el del apellido del Bernabéu como es el convertirse en vehículo oficial del conjunto blanco tal y como ocurre con su acuerdo con FIFA, algo que chocaría frontalmente con el actual patrocinador en ese sector, la firma Audi.

Conforme vayan consumiéndose fechas, es más que seguro que nuevas firmas y nuevos nombres irán apareciendo y postulándose como nuevos candidatos para rebautizar el Bernabéu, aunque sólo sea, como decíamos al principo, al calor de la mediaticidad que el sólo hecho de ser nombradas como posibles aspirantes le confiere durante unas semanas a la compañía.