adidas ya tiene su jugador franquicia en el Real Madrid

0
James Rodríguez posa con la Bota de Oro de adidas como máximo goleador de Brasil 2014
  • La marca alemana encuentra por fin al contrapunto ideal a Nike y Cristiano Ronaldo en el Real Madrid
  • A poco que el jugador confirme su enorme potencial deportivo en el terreno de juego, la firma contará con un importante baluarte comercial en el jugador, entregado totalmente a la causa de adidas

Los responsables de la multinacional alemana adidas tienen motivos más que suficientes como para estar realmente satisfechos con uno de los fichajes realizados por el Real Madrid, entidad recordemos a la que viste la firma de las tres tiras, durante esta pretemporada: el colombiano James Rodríguez.

Y esos motivos o argumentos se convierten verdaderamente en razones de peso cuando analizamos, desde el punto de vista comercial, qué le va a aportar a la marca alemana la firma por el club blanco de un jugador como el ex de Mónaco, jugador que por otro lado es un importante embajador de la marca germana.

adidas no puede con Nike y Cristiano Ronaldo

La situación de la multinacional alemana en el Real Madrid es, cuanto menos, curiosa. La marca sponsoriza técnicamente al conjunto blanco a cambio de una importante suma de dinero (cantidad que a buen seguro el presidente madridista querrá ver mejorada sobre todo tras el acuerdo alcanzado entre la firma y el Manchester United. Pero ese es otro asunto ahora mismo) y, además, domina el apartado de embajadores dentro de la entidad madridista, donde hasta el 50% de los integrantes de la primera plantilla están vinculados a adidas mientras que el restante 50% se lo reparten dos de sus principales marcas rivales: Nike, que acapara un 42,3% de esos jugadores, y su hermanastra Puma, que tiene en su plantel al 7,7% restante de la plantilla madridista.

Y sin embargo, estos argumentos, importantes, no son suficientes en la firma para contrarrestar el enorme poder mediático que posee Nike en la entidad blanca gracias al patrocinio de uno de los mejores jugadores del mundo: el portugués Cristiano Ronaldo. De este modo, a pesar de tener entre sus filas a jugadores del calado de Casillas, Xabi Alonso, Di Maria o Benzema, este poker de ases no parece ser lo suficientemente sólido como para que la firma pueda contrarrestar mediáticamente el potencial de Nike dentro del equipo con Cristiano Ronaldo como estrella.

El “bluff” del fichaje de Bale

El escenario pareció querer cambiar cuando durante la pretemporada del año pasado el presidente madridista anunciaba la incorporación del hasta ahora fichaje más caro en la historia del Real Madrid: el galés procedente del Tottenham Hotspur, Gareth Bale. Este sólo hecho, el ser la incorporación más cara de toda la historia blanca, fue argumento más que suficiente como para que la mediaticidad de su fichaje se disparara hasta límites insospechados y para que adidas comenzara a tratar de consolidar unos pilares igualmente sólidos para contrarrestar a Nike con la figura del portugués.

Pero en la marca pronto comprobaron que el galés no se convertiría en el faro guía que buscaba adidas dentro del club blanco. A pesar del enorme revuelo mediático que llevó acompañada su incorporación por la entidad madridista, el potencial comercial del galés pronto se vio que no era el suficiente para plantar  cara a su gran rival. Así, desde el propio club informaron que, a pesar de ser la incorporación más cara de toda la historia del Real Madrid, ello no supondría una equivalencia en su repercusión comercial: Bale no iba a vender ni la mitad de camisetas, por ejemplo, que logró vender en el primer año Cristiano Ronaldo, el hasta entonces fichaje más caro de la entidad madridista. Su exposición mediática quedó relegada a una buena carta dentro de la entidad para adidas más sin embargo insuficiente nuevamente para desafiar a Nike. En definitiva, adidas tenía un buen equipo de embajadores pero ninguna estrella rompedora que eclipsara a Cristiano Ronaldo o, al menos, pudiera hacer algo de sombra sobre su enorme brillo.

El contrapunto ideal a Nike y Cristiano Ronaldo

Sin embargo, todo cambió con el transcurrir del pasado Mundial de Brasil 2014. Según avanzaba el torneo iba creciendo la figura de un jugador que en ningún momento estaba llamado a alcanzar las cuotas mediáticas conseguidas en la cita mundialista. Su enorme rendimiento sobre el terreno de juego le llevo a acaparar la atención de los ojeadores de los principales equipos, entre ellos, el Real Madrid. Y ahí adidas comenzó a respirar. Estaba naciendo una estrella: James Rodríguez.

Y mientras en el club madridista negociaban con el AS Monaco la incorporación del colombiano, en adidas trataban de ponderar si esa estrella tendría la luz suficiente como para ser el contrapunto ideal a Nike y Cristiano Ronaldo dentro de la plantilla madridista. Y a las pocas semanas adidas pudo comprobar su potencial.

El anuncio del fichaje del ya ex del Monaco por el conjunto madridista y su posterior presentación se convirtió rápidamente en todo un acontecimiento mediático, tanto en los medios tradicionales como en las redes sociales. Más de 50.000 personas se dieron cita en el Santiago Bernabéu para asistir a la gala de presentación de James Rodríguez como nuevo jugador blanco. Para gozo de adidas, la luz del nuevo fichaje madridista, lejos de apagarse mediáticamente tras su incorporación, no dejó de crecer, ayudada por el enorme bulo que una supuesta consultora especializada en marketing deportivo comenzó a propagar, para beneficio propio, acerca del número de camisetas vendidas por el colombiano en apenas 48 horas, una mentira de la que, sin embargo, se hicieron eco los principales medios de prensa a nivel mundial, y que, para felicidad de adidas, que sabía que las cifras no eran ciertas (como así lo confirmó públicamente posteriormente), contribuyó sobremanera a que la figura de James estuviera presente durante más tiempo en el expositor mediático de esta pretemporada.

Cuando los ecos mediáticos de esa falsa noticia de las camisetas vendidas comenzaban a apagarse, adidas procedió a organizar, tan sólo unos días antes de la disputa del primer título oficial en juego de esta pretemporada en el continente europeo, la Supercopa de Europa, que enfrentó en el día de ayer al Real Madrid (como Campeón de la Champions League) y al Sevilla (como vencedor de la Europa League), la entrega de la Bota de Oro que acreditaba al colombiano como máximo goleador del pasado Mundial, un trofeo auspiciado por la FIFA pero que es organizado íntegramente por adidas, máximo patrocinador del organismo. La marca alemana podía haber elegido cualquier otro momento, pero con la presentación días antes de la disputa de la final, activaba la marca James Rodríguez justo antes de la misma con el objetivo de comprobar el poder de ésta ante Nike y Cristiano Ronaldo. Y el resultado fue positivo.

Un jugador entregado a la causa

adidas comprobó que el tirón mediático del colombiano es sumamente importante, superior en cualquier caso al de resto de embajadores del conjunto blanco. Además, cuenta con la entrega total del jugador a la causa. James Rodríguez es de ese tipo de jugadores vinculados enormemente a la causa de la marca que le patrocina a nivel personal, como bien podría ser el caso de Robert Griffin III en la NFL igualmente con adidas.

Hasta tal punto llega la implicación del colombiano con su marca que durante todo el encuentro de ayer de la Supercopa de Europa, pudo verse en multitud de planos como el nuevo fichaje blanco lucía el logo de la marca alemana, las características tres bandas, rapado en su cabeza, un gesto que ya puso en marcha durante el pasado Mundial y que ha vuelto a repetir desde entonces en varias ocasiones. A adidas sólo le faltó el gol de James pero hoy sus directivos desayunan cómo frente a la notoriedad de los dos goles de Ronaldo (Nike) en el encuentro, el colombiano tiene un hueco importante igualmente en los medios de comunicación, incluso por encima del alemán Tony Kroos, otro de los fichajes de esta pretemporada del Real Madrid, también adidas, y que cuajó a nivel deportivo un enorme encuentro, incluso por encima del rendimiento del crack colombiano.

adidas por fin tiene a su ansiado jugador franquicia en el Real Madrid. Sabe que a poco que el potencial que a nivel deportivo se le presume al colombiano se concrete, su poder mediático irá creciendo casi a la par. Ha encontrado, por fin, al contrapunto ideal de Nike y Cristiano Ronaldo en el Real Madrid y por ahora equilibra los duelos entre embajadores en los dos grandes del fútbol español: en el FC Barcelona con la figura de Messi para contrarrestar el poder de Nike a nivel institucional en la entidad catalana; y en el Real Madrid, para hacer frente al Caballo de Troya que los norteamericanos (al igual que hizo adidas con Messi en el Barça) han logrado meter en la plantilla blanca en la figura de Cristiano Ronaldo.