adidas y Puma, después de la final de la Champions League

0

El pasado sábado se disputó la final de la Champions League de la edición del presente año y, parece ser, que Adi Dassler le ha vuelto a tomar la medida a su hermano Rudolf desde el más allá y el Bayern de Munich (adidas) se hizo con la presente edición de la orejona ante su rival, el Borussia Dortmund (Puma).

Pero más allá de establecer comparaciones nuevamente entre las dos marcas, nos remitimos más bien al día después de la final, al feliz y resacoso día para unos, los jugadores y seguidores del Bayern de Munich, y a la triste realidad para otro, los jugadores y aficionados del Borussia. Y en ese día, las dos marcas, vencedora y vencida, adidas y Puma, no han querido dejar pasar la oportunidad para honrar a sus respectivos clubes, al Bayern de Munich y al Borussia Dortmund, cada una en su estilo, cada una con un mensaje.

adidas fue la gran triunfadora de la noche. Todo en el estadio era All in, todo olía a adidas. Y tras la victoria, quedaba por conocer la particular felicitación de la marca para/con el equipo vencedor: el Bayern de Munich. Así, al día siguiente de la soñada victoria, los aficionados alemanes vieron la campaña puesta en marcha por la marca que fundara en su día Adi Dassler para conmemorar el triunfo, una campaña que tenía cierto aire a revancha con respecto a la final de la pasada campaña. Así, adidas, con dos imagenes de Schweinsteiger, una perteneciente a la final de 2012, perdida ante el Chelsea, y otra victoriosa de la final de 2013, felicitaba al campeón: “twelve months. one moment. all different. all for this”.

En el lado extremo, Puma, la compañía fundada por el hermano de Adif, Rudolf, que lejos de lamentarse, daba las gracias al Borussia por la excepcional campaña que el equipo alemán había realizado, tanto en la Bundesliga como en la Champions. Para ello, una campaña donde felicitaban a los orgullosos subcampeones con un elocuente “Thanks for the journey”.

Dos compañías, dos rivales, dos estilos, dos mensajes. Y todo, para dos grandísimos equipos que depararon una grandísima final.