adidas y las críticas de LeBron a sus camisetas con mangas

0

Una de las grandes estrategias de la multinacional alemana adidas dentro del mundo del baloncesto, por la que más está apostando y en la que más se está esforzando para consolidar a nivel mundial, son las ya archiconocidas camisetas con mangas, con las que la firma de las tres tiras, desde ese enorme resorte mediático que es una competición como la NBA, trata de revolucionar el mercado de la indumentaria y uniformes dentro del mundo de la canasta. 

¿Cómo dejar la impronta de un sello propio dentro de un deporte como el baloncesto? ¿Cómo tratar de llevar a cabo una estrategia que logre identificar a la marca con el basket de manera inmediata entre los aficionados? ¿Cómo aglutinar, frente a los competidores principalmente, a los aficionados en torno a la marca dentro del deporte de la canasta? Estas tribulaciones probablemente eran las que se ponían encima de la mesa de los creativos y los grandes “jefes” de la multinacional alemana adidas, que trataba por todos los medios de conseguir aprovechar al máximo el estar al lado de la competición de baloncesto más importante del mundo: la NBA.

Y precisamente en esas reuniones a alguien se le ocurrió que la manera más inmediata de conseguir esa identificación entre los aficionados no era otra que a través de los uniformes a utilizar por los equipos. Pero no bastaba con remitirse a variaciones de diseño de las camisetas a utilizar por cada franquicia que se basaran en la simple alteración de colores. No. Había que ir más allá. Y así nació el concepto de las camisetas con mangas, una estrategia con la que adidas pretendía (y pretende) revolucionar el mundo del baloncesto. El trabajo no sería sencillo: desterrar la idea del imaginario colectivo, no sólo en los jugadores
sino también en los aficionados, del tradicional uniforme de camisetas sin mangas que durante tantos años se ha venido utilizando en el baloncesto. La recompensa: enorme. Por un lado, de consolidarse, la marca conseguiría que todo el mundo dentro del baloncesto identificara esta nueva prenda como fruto de la inspiración de adidas. Pero además, frente a sus competidores, aunque éstos utilizaran sus diseños en sus propias camisetas con mangas, adidas siempre tendría el reconocimiento de ser la compañía que revolucionó la vestimenta en el baloncesto.

Y aunque consciente de que la tarea no sería nada fácil, la verdad es que las críticas han arreciado casi hasta el extremo hacia esos innovadores diseños desde su lanzamiento. La marca trata, no obstante, conocedora de esas dificultades, de implantar los nuevos modelos poco a poco, de manera no dramática, de tal manera que la asimilación de los nuevos uniformes por parte de los aficionados sea paulatina. Los Warriors la temporada pasada como punta de lanza; la Summer League de este pasado verano y sus participantes o, en la actualidad, las franquicias que han disputado el Christmas Day 2013, y que han presentado todas uniformes con mangas.

Las críticas nunca han estado ausentes hacia estos nuevos modelos, tanto por parte de aficionados principalmente como por parte de algunos jugadores y la actitud de adidas ha sido la asimilación de las mismas conocedora de las dificultades que la implantación y consolidación de su estrategia supondría. Sin embargo, en este Christmas Day ha aparecido un obstáculo que probablemente lleve a la multinacional alemana a renovar esfuerzos y dedicación si quiere, definitivamente, llevar al éxito la estrategia seguida con sus camisetas y que la misma no quede en un verdadero fiasco.

Porque, ¿qué hacer si el jugador emblema no ya de su franquicia, los Heat, sino de toda la NBA y del baloncesto mundial, LeBron James, hasta ahora sin pronunciarse al respecto, alza la voz en una de las fechas más destacadas dentro de la NBA, el Christmas Day, para criticar abiertamente (y duramente) las camisetas de adidas? El crack de los Heat realizó duras críticas al atuendo diseñado por la marca alemana en el Miami Herald, algo que no ha pasado desapercibido para nadie, aficionados, franquicias y, sobre todo, la marca, que ahora deberá replantear toda su estrategia para hacer que su arriesgada propuesta no caiga en saco roto. El hecho de que las críticas procedan del jugador más importante de la NBA suponen un duro contratiempo para los alemanes que deberán reforzar esfuerzos para conseguir sus objetivos.

Sin embargo, ¿qué o quién está detrás de esas críticas de LeBron James? En adidas no dudan: su gran rival Nike. La multinacional norteamericana, dentro de esta “guerra” que en el deporte a nivel mundial mantiene con adidas, ha visto como la propuesta de los alemanes, en caso de prosperar, supondría un duro golpe para la firma de Oregon. Pero ¿cómo detener esa expansión? Nike tiene en su mano un arma con la que adidas quizás no había contado: todo un equipo de embajadores de primer nivel dentro de la NBA que a buen seguro saldrá, en próximas fechas, a obstaculizar la propuesta alemana. ¿Y qué mejor para los intereses de Nike que el jugador franquicia de la NBA, del baloncesto mundial y de la propia marca del Swoosh, salga a criticar las camisetas con mangas de adidas en unas fechas tan señaladas dentro de la NBA como el Christmas Day?

Aunque bien puede ser fruto de la más sentida percepción personal respecto a las citadas camisetas, su rol como principal embajador de Nike en el baloncesto NBA y las críticas, como decimos, en unas fechas tan señaladas en rojo por la NBA, patrocinadores y marcas como el Christmas Day, hacen pensar que las mismas igual no son fruto de dicha impresión personal sino más bien de una orquestada contrarréplica de los norteamericanos que ha golpeado en toda la línea de flotación de la estrategia planteada por adidas. A buen seguro que las cifras de ventas de estas camisetas en estas fechas se ha resentido con las declaraciones de LeBron. En adidas saben que Nike ya ha dado su respuesta. La esperaban. Aunque quizás no con la virulencia con la que lo ha hecho, con un jugador de la importancia de LeBron y en unas fechas como el Christmas Day.