adidas y el United renuncian a la Premier como única vía de evitar un nuevo fracaso

2
921
Zlatan Ibrahimovic
El United y adidas se agarran a la Europa League para salvar su relación
  • Tanto la marca como el club consideran necesario centrarse en la Europa League y renunciar definitivamente a la Premier como medio para estar en la Champions League la temporada que viene

Desde que Sir. Alex Ferguson abandonara el banquillo del Manchester United, allá por el año 2013, el rendimiento del club británico a nivel deportivo ha dejado mucho que desear. Esta realidad, preocupante en ese plano meramente deportivo, suponía un importante lastre para la imagen del club no sólo ya en la Premier League si no de igual modo a nivel internacional Sin embargo, esa escasa fiabilidad deportiva adquirió unos trazos hasta entonces desconocidos tras la firma de la alianza alcanzada entre adidas y el club británico.

Más presión

A partir de ese momento, la obligación de una mejora en el rendimiento deportivo del Manchester United se convirtió ya en una necesidad, tanto para el club como para la propia compañía. Para el club, porque el megaacuerdo alcanzado entre las partes de casi 1.000 millones de dólares obligaba a la entidad de Manchester a estar presente en las ediciones correspondientes de la Champions League bajo penalización de un descenso en la aportación realizada por la compañía alemana de casi un 30% en lo inicialmente pactado.

Para la marca, porque la tasa de retorno que conseguía con un United débil en lo deportivo era muy inferior a las previsiones que la compañía realizó antes de sumarse al proyecto del club británico. El pobre rendimiento deportivo del club, quedando fuera de la Champions League una y otra vez se convertía en un verdadero lastre para la estrategia de la compañía a nivel de imagen.

Renunciar a la Premier para centrarse en Europa

Con este escenario como telón de fondo, tanto marca como club marcaron la temporada actual como clave para determinar el grado de impacto del acuerdo alcanzado entre las partes en dicha relación. Con un United muy alejado de los puestos de cabeza en la Champions League otra temporada más, los temores tanto en una como otra entidad inundaron las plantas nobles de ambas instituciones ante el temor de desconocer cómo iba a afectar a su relación y a su imagen otro nuevo fracaso en lo deportivo del club de Old Trafford.

Europa parece ser el remedio al problema. Tanto marca como club, ante el preocupante deambular de la entidad en la competición interna, han llegado a la conclusión de que lo mejor para ambas partes sea centrarse en la Europa League y renunciar a la Premier como medida para tratar de paliar los efectos devastadores que sobre su relación tiene el pobre rendimiento deportivo de sus respectivas compañías.

Así, marca y club han visto en la competición de la UEFA la única posibilidad real y segura que le queda al club para estar presente la temporada que viene en la Champions League. No debemos olvidar que el campeón de la Europa League accede directamente a la Champions League, el gran objetivo para ambas partes.

Tal es el convencimiento de la nueva estrategia marcada tanto por adidas como por el Manchester United que las dos partes no niegan, en círculos internos, una realidad a la que se agarran como última medida de salvación para intentar encontrar una oportunidad a la cada vez más preocupante y puesta en duda relación de adidas con el club británico.