adidas y el daño a la marca propia

0

Ya lo hemos hablado en más de una ocasión. Con el Mundial de Brasil a la vuelta de la esquina, las marcas y casas comerciales se afanan en lucir sus mejores galas en forma de estrategias de marketing que permitan aprovechar el enorme tirón mediático que un evento de la categoría de una Copa del Mundo tiene a nivel internacional.

Grandes, pequeñas y medianas firmas se preocupan en diseñar cuidadas estrategias que le permitan gozar del beneplácito de los aficionados traducido en forma de ventas o ingresos. Y una de estas marcas no es otra que adidas, a la que poca activación le hace falta: patrocinadora de la FIFA y el propio Mundial, es una de las marcas que más en boca de todos está. Grandes embajadores como Leo Messi y grandes selecciones, como España, Argentina o Alemania, se encargan de promocionar por sí solas a la marca alemana.

Pero a nivel de aficionados, la compañía también saca una ropa mucho más casual con la que espera redondear las cifras de ventas con motivo del Mundial brasileño. Pero en una de estas campañas, adidas ha entrado de lleno en la polémica, lo que le está reportando no pocas críticas en el propio país sudamericano y en las redes sociales.

La marca alemana ha puesto a la venta dos camisetas promocionando el Mundial de Brasil en el que existen claras connotaciones sexuales según las autoridades que incitan, según las mismas, a la promoción del turismo sexual del que tanto daño está haciendo al país y del que las autoridades gubernativas quieren huir a toda costa.

Así, la marca alemana ha sacado al mercado dos camisetas, una amarilla y otra verde, donde puede verse en una de ellas a una mujer en bikini con el Pan de Azúcar de fondo junto al sol de Río de Janeiro con una provocativa frase “Buscando meter un gol….Brasil“.

En la otra, el habitual I Love Brasil ve como la palabra Love se sustituye por un corazón con la forma del trasero de una mujer.

La polémica ha sido tal que el propio Presidente del Instituto Brasileño de Turismo ha criticado duramente a la marca por utilizar la Copa del Mundo para prácticas ilegales, como la promoción del turismo sexual, solicitando a adidas que deje de vender dichas prendas, recordando a la firma que Brasil tiene duras penas contra el abuso sexual y que la policía no dudará en intervenir en estos casos.

La marca, por su parte, aún no se ha pronunciado al respecto.