adidas teme que la nueva camiseta verde del Real Madrid se convierta en su particular “Cursed Shirt”

0

Uno de los peores temores que preocupaba a la firma alemana adidas era como iban a acoger los jugadores del Real Madrid la nueva camiseta verde, sobre todo después de la “decepción” que produjo en gran parte de la plantilla la noticia de que esta temporada sustituirían a la camiseta talismán del año pasado, la camiseta roja, por la camiseta verde de este año.

Y a decir verdad, parece que, a tenor del resultado en el primer partido oficial disputado con la elástica y todo lo que ha conllevado ello, con declaraciones algo discordantes por parte de su entrenador hacia los jugadores, la camiseta verde o mucho cambian las cosas o no va a “disfrutar” del éxito que supuso la pasada temporada el uniforme rojo.

Y es que no debemos olvidar que, en un mundo tan profesionalizado donde los jugadores, aunque lo nieguen, miran y cuidan todos los detalles hasta el punto de rayar la superstición (jugadores que saltan al campo siempre con el pie derecho siempre antes que el izquierdo, rezos y mil historias más que podríamos nombrar), las sensaciones de los futbolistas con un determinado uniforme pueden marcar el destino del mismo, encubrándolo al éxito tal y como ocurrió la temporada pasada con la camiseta roja, o abocándolo al fracaso, como puede suceder este año de seguir así las cosas con el uniforme verde. Y es que los números cantan.

La pasada temporada, en adidas y en el club, como ya os he contado en alguna ocasión, había más que temor a la posible respuesta tanto de aficionados como de los propios jugadores respecto al innovador uniforme rojo. El tiempo y los resultados consiguieron, contra todos los pronósticos, incluso los más positivos, que la camiseta fuera un icono tanto dentro como fuera del terreno de juego. Así las cosas, no debemos olvidar que los jugadores poco a poco fueron convirtiendo la misma en su uniforme “talismán”, pues el Real Madrid disputó la pasada temporada cinco encuentros con la camiseta roja. Así, nada más comenzar la fase de grupos en la Champions League, el Real Madrid y adidas decidieron “publicitar” dicha camiseta de cara a las fechas navideñas. Y no le salió mal, puesto que el conjunto blanco (rojo entonces) venció por 0-1 en el campo del Dynamo de Zagreb. Sus triunfos posteriores con la misma indumentaria ante Sevilla (2-6), Valencia (2-3), Rayo Vallecano (0-1) y Real Betis (1-2), convirtieron a la equipación en el auténtico talismán de la plantilla, que “soñaban” con utilizar esta indumentaria cada vez que pudieran.

Sin embargo, de la misma forma que una camiseta se puede convertir en talismán, también puede convertirse en “maldita”. Así, a poco que los resultados con esta camiseta verde no comiencen a acompañar se podrá comprobar como cada vez crece más la reticencia entre aficionados y plantilla a utilizar esta camiseta, lo cual va en serio detrimento de los intereses comerciales de la firma alemana, que ha apostado mucho por esta indumentaria.

Quizás el último caso ‘sonado’ de “camisetas malditas” lo viviera en sus propias carnes el Chelsea inglés. En la temporada 2009/2010, casualmente adidas , mismo sponsor técnico que el Real Madrid, diseña como segunda equipación para el conjunto de Abramovich una camiseta en franjas azul marino y gris y detalles en amarillo fluorescente. Aquella temporada el Chelsea jugó cuatro encuentros con la citada camiseta y perdió los cuatro. Pero no sólo eso. Con esa camiseta, tres puntales del equipo se lesionaron: Ashley Cole, John Terry y Salomon Kalou. Todo esto junto provocó que plantilla, cuerpo técnico y aficionados calificaran a la camiseta como maldita, una camiseta que incluso The Sun bautizó como “Cursed Shirt”. Ni que decir tiene que los datos de venta de la  misma fueron desastrosos.

Ahora en adidas hay miedo y temor a que la misma, según se dé la evolución en los resultados con esta camiseta, pueda convertirse en la particular “Cursed Shirt” de esta temporada. Y es que, por ahora, los madridistas prefieren “ponerse colorados” a que les “pongan verde”.