adidas tampoco escapa a los problemas de dopaje de sus embajadores: Tyson Gay, positivo en un control sorpresa

0

Una de las grandes estrellas del atletismo mundial, el norteamericano Tyson Gay, ha dado un importante disgusto a la firma que lo patrocina, la marca alemana adidas, además de a sus seguidores y a los aficionados al atletismo en general, tras ser anunciado en el día de ayer el positivo dado por consumo de sustancias prohibídas en un control sorpresa realizado el pasado 16 de mayo y cuyos resultados se han conocido ahora.

Tras los últimos escándalos que han salpicado, sobre todo, a la firma norteamericana Nike con su plantel de embajadores, encabezados por el dopaje de su gran figura internacional, el ex ciclista Lance Arsmtrong, a buen seguro que la marca alemana hizo suyo el dicho de “cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar“. O al menos, debería haberlo hecho. Y es que en el mundo del deporte, como ya hemos comentado en alguna otra ocasión en MD, dentro del patrocinio deportivo, las marcas comerciales arriesgan además de ingentes inversiones de dinero por asociar su imagen a este o a aquel deportista, ponen en peligro igualmente su imagen como marca en el supuesto de que estos embajadores tengan algún tipo de problema a nivel social o dentro del deporte, hecho éste que, según los casos, puede dejar muy tocada a la marca en cuestión.

Y esto es lo que le ha pasado a uno de los principales embajadores que tiene la firma alemana dentro del mundo del atletismo: el norteamericano Tyson Gay, plusmarquista estadounidense de los 100 metros lisos que en el día de ayer, no le quedó más remedio que reconocer, ante las evidencias aportadas por la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos, la USADA, la misma que destapó todo el escándalo del dopaje de Lance Armstrong, que el pasado mes de mayo dio positivo por consumo de sustancias prohibídas en un control sorpresa realizado el pasado día 16 de aquel mes.

Tras conocerse el asunto, el propio Gay ha anunciado que renuncia a su participación en los próximos Mundiales de Atletismo de Moscú, con lo que ello supondrá para los propios mundiales pero además, para la firma que lo patrocina, la alemana adidas, que ve en este hecho un duro golpe a la imagen de marca de la misma, no sólo ya a la retirada de los Mundiales de uno de sus principales embajadores sino también al asunto del dopaje del norteamericano.

Tal es la naturaleza del asunto y la veracidad de las pruebas aportadas, que el propio Gay ha reconocido haber cometido un importante desliz: “He cometido un error por confiar en personas que no debería haber confiado y que me dieron a tomar sustancias que yo desconocía que fueran dopantes”, manifestó, aunque ello no le ha impedido manifestar que tendrá todo a punto para realizar el correspondiente contraanálisis.

Campeón del mundo en 2007 y con las tres mejores marcas del año 2013
antes del Mundial de Moscú, Tyson Gay se presentaba como el gran rival para debatir la supremacía de Usain bolt en la prueba de los 100 metros lisos, algo que sería de vital importancia para adidas que lograría así arrebatar el protagonismo a su rival hermana, Puma, gobernante desde hace tiempo con Bolt en el hectómetro.

Ahora la pelota pasa al tejado sus patrocinadores, que esperan ansiosos el resultado del contraanálisis para poder tomar decisiones al respecto. Firmas como Omega, Gillette, McDonalds pero sobre todo adidas, con un contrato multimillonario con el norteamericano, esperan conocer nuevos acontecimientos para tomar definitivamente posiciones en el asunto. Mal pintan las cosas en el caso de la multinacional alemana si tenemos en cuenta lo tajantes que han sido en cuanto a patrocinios deportivos con embajadores o equipos acusados de dopaje, con la ruptura de manera inmediata y unilateral del contrato que les unía, como sucedió en el caso del equipo ciclista T-Mobile, donde algunos integrantes fueron acusados de dopaje, lo que propició la retirada del patrocinio de adidas.

Una mala noticia para el deportista, para los aficionados, para el atletismo y, como no, para los patrocinadores, en especial adidas, que ha visto como la pesadilla de Nike con Lance Arsmtrong lleva camino de repetirse en la marca de las tres tiras con el norteamericano Tyson Gay.