Adidas se sale con la suya y llamará “Brazuca” al balón del Mundial 2014

0

Jarro de agua fría el que se ha llevado la afición brasileña que aún albergaba alguna esperanza para hacer cambiar de postura a la firma Adidas en lo referente al nombre de la pelota oficial con la que se disputará el Mundial de Fútbol 2014.

Como muchos de vosotros ya sabréis, no hace mucho traía a MD la enorme polémica que Adidas había generado en Brasil con su “concurso” para elegir el nombre oficial para la pelota del Mundial de Fútbol del año 2014. Así, los aficionados brasileños tenían la opción de, a través de las webs habilitadas por la firma al efecto, www.adidas.com.br/nomedabola2014 o www.nomedabola2014.com.br, elegir el nombre del Balón Oficial del Mundial de Fútbol a celebrar en Brasil. Y para ello, las alternativas que postulaba la marca eran “Carnavalesca”, “Bossa Nova” y “Brazuca” (Ver Artículo en MD: Adidas, centro de la polémica en Brasil al descartar “Gorduchinha” como nombre del balón oficial de Brasil 2014). “¿Dónde está la polémica?” os preguntaréis. La polémica surge porque uno de los nombres más conocidos y más utilizados por la afición brasileña para nombrar una pelota de fútbol es el de “Gorduchinha”, apelativo que hizo famoso uno de los locutores deportivos más famosos de Brasil, Osmar Santos, que fue conocido por su peculiar forma de narrar los partidos de fútbol, y por acuñar frases
históricas dentro del fútbol brasileño, como son  “Ripa na chulipa!”, 
“E que gol!” o “bautizar” a futbolistas brasileños con peculiares
sobrenombres, después conocidos en todo el mundo, como “Animal” a Edmundo. Así, prácticamente todo el mundo daba por hecho de que, a la hora de elegir el nombre, Adidas tendría en cuenta este seudónimo como simbólico gesto y mejor homenaje al citado locutor. De hecho, a finales del año pasado, surgió la iniciativa “Gorduchinha 2014”, con la que la afición brasileña pretendía rendir sentido y sincero homenaje a Osmar Santos con el bautizo de la pelota oficial del Mundial de Brasil con ese nombre.

Sin embargo, para sorpresas de la mayoría del mundo futbolero en Brasil, Adidas decidió convocar un concurso para elegir el nombre de la pelota oficial, y para mayor sorpresa aún, entre los elegidos no estaba el de “Gorduchinha”. Este hecho encendió las redes sociales brasileñas, que consideraron toda una falta de respeto de Adidas hacia el fútbol brasileño hasta el punto de que fue necesario que los directivos de la firma alemana en Brasil sacaran una justificación al por qué no habían elegido dicho nombre entre las alternativas posibles para el balón: la marca argumentó razones basadas en problemas de índole legal que podrían presentarse a la hora de registrar ese nombre de manera comercial (Ver Artículo en MD: Adidas argumenta problemas con los registros de marca para no bautizar como ‘Gorduchinha’ la pelota de Brasil 2014). Adidas defendía que el nombre de “Gorduchinha” era un apelativo potencialmente muy problemático pues eran conocedores de que el
mismo está registrado en Brasil aunque no por su creador, Osmar Santos,
por lo que en el supuesto de seleccionarlo, Adidas se vería obligada a
negociar con un particular el reparto de derechos sobre el mismo, cosa
que al parecer la firma alemana no acepta.

Ante esta situación, y ante la indignación de la afición futbolera brasileña, Adidas sacó a la luz la citada campaña que este fin de semana ha llegado a su fin con el anuncio de la firma de las tres rayas del nombre elegido para la pelota:  “Brazuca”, un gentilicio coloquial de Brasil, con el que los naturales
de este país se refieren a sus compatriotas de forma cariñosa. Sin embargo, los intentos de la firma de las tres tiras de acallar las críticas de los defensores de “Gorduchinha” han sido en vano, a pesar de los esfuerzos, sobre todo desde el punto de vista del marketing, que Adidas está realizando para, a través del mismo, tratar de suavizar su posición con respecto a los aficionados brasileños.

Como quiera que sea, los brasileños ya tienen nombre para la pelota de su Mundial: “Brazuca”, quizás un paso en falso de Adidas en un territorio predominantemente Nike.