adidas se queda con el United por casi 1.000 millones de euros

0
adidas se queda con el United por casi 1.000 millones de euros
  • adidas rompe el mercado con un contrato récord de 942 millones de euros por 10 años
  • Los expertos se debaten entre el acierto de adidas y el error de Nike en su renuncia a los Diablos Rojos

Uno de los culebrones de los últimos meses, por no decir del último año, ha llegado en el día de ayer a su conclusión. El Manchester United, uno de los clubes más importantes dentro del panorama futbolístico internacional a nivel mundial, ha deshojado la margarita que decidía que firma de ropa deportiva le equiparía a partir de la temporada 2015/2016, es decir, la del año próximo, una vez concluya su vinculación con la actual marca que les viste, la multinacional norteamericana Nike.

adidas da un paso de gigante y se asegura el United

Muchos han sido los nombres que se han barajado durante todos estos meses acerca de las posibles candidatas para equipar al exigente club británico, que impuso unas condiciones casi prohibitivas al menos en el apartado económico para las firmas comerciales interesadas en equipar a los Red Devils.

Sin embargo, por encima de todas ellas siempre estuvo su actual sponsor técnico, la multinacional norteamericana Nike, a quién desde el club se presionó para que accediera a las condiciones que exigían, algo con lo que no estaban dispuestos a transigir desde la firma de Oregon, en lo que ha sido calificado por muchos especialistas dentro del sector como uno de los grandes errores de la multinacional del que se hablará y mucho en el futuro de la compañía, sobretodo tras el varapalo sufrido con Brasil en el Mundial.


La retirada a última hora de Nike de la puja dejó vía libre completamente para el resto de marcas y entre ellas, la que más se aproximaba a las exigencias tanto económicas como sentimentales del conjunto británico no era otra que la marca alemana adidas, que de este modo volverá a la entidad que ya patrocinara en su época gloriosa de finales de los 90.

Un contrato multimillonario

Sin embargo, el capricho no le va a salir barato a adidas. Así, la multinacional alemana abonará, según ha informado el propio Manchester United, 942 millones de euros durante 10 años, esto es, a razón de 94,2 millones de euros por temporada a partir de la temporada 2015/2016, en lo que le convertirá en el club mejor pagado por este tipo de patrocinio, superando al que hasta ahora ocupaba esa posición en la marca alemana, el Real Madrid, que se queda a más de la mitad de lo que percibirá el Manchester con tan sólo 39 millones de euros.

El descomunal contrato con el United puede generar una situación, sin embargo, insostenible en adidas con el resto de clubes a los que patrocina, sobre todo, entre los de Primera Fila. Así, es más que seguro que entidades como el Real Madrid, el Chelsea o el propio Bayern de Munich pasarán por las oficinas alemanas para exigirles una igualdad en sus contratos, un hecho que puede abocar a adidas a un serio problema no sólo económico sino también estratégico, pues puede ver desfilar al resto de sus embajadores a nivel de clubes sino atiende igualmente a sus demandas. Ya cuando se filtró que Nike había renovado con el Manchester por 60 millones de libras, el FC Barcelona, otro club Nike, manifestó estar atento a los términos y condiciones para renegociar el contrato que les unía con los norteamericanos.

Nike, entre el acierto en su estrategia y el error de su salida

En filas enemigas surge un dilema: ¿acierta Nike retirándose de la puja o se equivoca de pleno? Entre los partidarios de la primera opción, respaldan uno a uno los argumentos dados por Nike para su no renovación con el United: un enorme contrato que hipotecaría su futuro y sus relaciones con sus “otros” clubes; una más que visible desconfianza con la nueva situación deportiva en el United tras la retirada de Ferguson que auguran un largo periodo de recuperación y, además, un posible agotamiento en sus estrategias con el club, una entidad de la que recordemos ha roto récords de ventas de la camiseta. Además, esa liberación del United permitiría una mayor maniobrabilidad a la hora de encarar retos más atractivos para la marca como un posible patrocinio de uno de sus grandes anhelos, el Real Madrid.

En el lado opuesto, los críticos con la decisión de los norteamericanos, que afirman que tras la debacle de su gran valor en el Mundial, Brasil, lo que menos necesitaba la marca en el momento actual es desprenderse de sus grandes valores en el mercado del fútbol y sí centrarse, por su parte, en una campaña mucho más agresiva tendente a la consecución de selecciones y clubes muchos más fiables en su trayectoria en los últimos años a la que han tenido los clubes Nike. Para estos críticos, la renuncia al United será equiparable a la que en su día llevó a cabo adidas con LeBron James en la NBA y que dejó al norteamericano en bandeja de plata para Nike, algo de lo que aún se arrepienten en la sede alemana.

Sea como fuere, lo cierto y real es que adidas ha roto el mercado con su contrato con el United. Queda esperar sólamente la reacción del mismo, de este mercado, ante tamaña actuación de los alemanes.