adidas se mete en un lío con su última campaña

0

En un año no demasiado aciago para los intereses de la multinacional alemana, donde las noticias que salen de la misma no son del todo las que la propia multinacional desearía o le habría gustado transmitir, la marca de las tres tiras parece condenada a no salir de ese estado de negatividad que parece envolverle en todo lo que pone en marcha. La última prueba de ello, su última campaña de publicidad para el Mundial.

Tras el enorme varapalo que supuso, incluso dentro de la propia marca, los números presentados correspondientes al primer trimestre de un año en el que la multinacional tenía depositadas grandes esperanzas para enmendar unas cuentas que ya en 2013 no fueron todo lo buenas que ella hubiera querido, el lanzamiento de su campaña principal para Brasil 2014, titulada The Dream: All in or nothing, y donde la firma reunía a sus principales embajadores dentro del mundo del fútbol en torno a la misma con el Mundial de Brasil como eje central, vino a restar protagonismo a su gran rival Nike, que con su Risk Everything se hizo con la atención mediática de medios y aficionados hasta la llegada de la campaña de los alemanes.

Sin embargo, apenas han pasado un par de semanas para que la firma se vea envuelta nuevamente en una polémica, esta vez, procedente de las asociaciones defensoras de los animales, que han vertido duras críticas hacia esta última campaña en la que adidas, rodeándose nuevamente de sus grandes estrellas para el Mundial de Brasil 2014 (Diego Costa, Dani Alves, Lukas Podolski, Arjen Robben o Nani), les hace posar a los mismos con un corazón de vaca entre sus manos para lanzar su “En el Mundial, voy a dar mi corazón por la causa“.

Rápidamente, esas protectoras de animales denunciaron a los medios el uso indiscriminado de animales por parte de adidas en su campaña, lo que ha generado una gran controversia entre los detractores y los defensores de la marca en las redes sociales hasta el punto que varios de los protagonistas han tenido que salir a escena para defender la decisión de la marca con esta actuación.

Definitivamente, no parece que este vaya a ser el año de adidas.